Mayor retroceso en vacunación de los últimos 30 años

 En 2021, 25 millones de niños no recibieron las vacunas que les pueden salvar la vida.

Mayor retroceso en vacunación de los últimos 30 años

© UNICEF/UN0535735/Lemos

15/07/2022

En 2021, 25 millones de niños no recibieron una o más dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tosferina (DTP), esto es, dos millones más que en 2020 y seis millones más que en 2019, según las últimas y preocupantes cifras que dan a conocer UNICEF y la OMS.

Se trata del mayor descenso sostenido en la vacunación de la infancia de los últimos 30 años, poniendo de manifiesto el creciente número de niños y niñas que corren el riesgo de contraer enfermedades que se podrían evitar, especialmente desde la llegada de la pandemia de COVID-19.

Múltiples causas reducen la vacunación

La disminución se debió a varios factores:

  • El aumento del número de niños que viven en situaciones de conflicto y entornos frágiles, donde el acceso a la inmunización suele ser limitado.
  • La mayor propagación de información falsa.
  • Los problemas relacionados con la COVID-19: las interrupciones en los servicios y las cadenas de suministro, el desvío de recursos para las labores de respuesta y las medidas de contención que restringieron el acceso y la disponibilidad de los servicios de inmunización.

"Las consecuencias se medirán en vidas"

El año pasado se esperaba una disminución como resultado de las interrupciones y los aislamientos provocados por la pandemia. Pero, actualmente, estamos ante un descenso en la vacunación que ya es continuado.

En palabras de nuestra directora, Catherine Russell, "la salud de la infancia corre un grave peligro... las consecuencias se medirán en vidas. Necesitamos que millones de niños y niñas reciban las vacunas que les faltan, de lo contrario, seremos testigos de más brotes, más niños y niñas enfermos y más presión sobre unos sistemas de salud que ya están saturados”.

Cabe destacar que de esos 25 millones, 18 millones de niños y niñas no recibieron ni una sola dosis de la DTP en todo el año. La mayoría de ellos viven en países de ingresos bajos y medios: India, Nigeria, Indonesia, Etiopía y Filipinas registran las cifras más elevadas.

Entre los países que registraron los mayores aumentos relativos en el número de niños y niñas que no recibieron ni una vacuna entre 2019 y 2021 se encuentran Myanmar y Mozambique.

A su vez, en todo el mundo, más de una cuarta parte de la cobertura de las vacunas contra el papilomavirus humano (VPH) lograda en 2019 se ha perdido. Esto tiene graves consecuencias para la salud de las mujeres y las niñas, ya que la cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna contra el VPH es solo del 15%, a pesar de que las primeras vacunas se autorizaron hace más de 15 años.

En 2021, la cobertura de la DTP3 regresó a su nivel más bajo desde 2008, lo cual, sumado a la disminución de la cobertura de otras vacunas básicas, alejó al mundo del cumplimiento de los objetivos mundiales, incluido el indicador de inmunización para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Crisis de supervivencia infantil

Este retroceso histórico en las tasas de vacunación está teniendo lugar en el contexto del rápido aumento de las tasas de desnutrición aguda grave. La inmunidad de un niño desnutrido ya está debilitada y la ausencia de las vacunas puede significar que las enfermedades comunes de la infancia se conviertan rápidamente en letales para ellos.

La convergencia de una crisis del hambre con la creciente brecha en las tasas de vacunación podría crear las condiciones propicias para una crisis de supervivencia infantil.

La cobertura de la vacunación disminuyó en todas las regiones, si bien en Asia Oriental y el Pacífico se registró el mayor retroceso en la cobertura de la DTP, con una caída del 9% en tan solo dos años.

Prevenir nuevos brotes

Habrá que hacer grandes esfuerzos para alcanzar niveles universales de cobertura y prevenir nuevos brotes. En los últimos 12 meses, los niveles inadecuados de cobertura ya han provocado brotes de sarampión y poliomielitis que se podrían haber evitado, lo que pone de relieve el papel vital de la inmunización para velar por la salud de los niños y las niñas, los adolescentes, los adultos y las sociedades.

La cobertura de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión disminuyó hasta situarse en el 81% en 2021, el nivel más bajo desde 2008. Esto significa que 24,7 millones de niños y niñas no recibieron la primera dosis contra el sarampión en 2021; 5,3 millones más que en 2019. Otros 14,7 millones de niños y niñas no recibieron la segunda dosis requerida.

Del mismo modo, en comparación con 2019, 6,7 millones de niños y niñas adicionales se quedaron sin la tercera dosis de la vacuna contra la poliomielitis, mientras que 3,5 millones no recibieron la primera dosis de la vacuna contra el VPH, que protege a las niñas del cáncer de cuello uterino en edades más avanzadas.

El fuerte descenso de dos años se produce después de casi una década de estancamiento, lo que subraya la necesidad no solo de abordar las interrupciones relacionadas con la pandemia, sino también los obstáculos sistémicos de la inmunización para garantizar que se pueda llegar a todos los niños, niñas y adolescentes.

Agenda de Inmunización 2030

UNICEF está trabajando con Gavi, la Alianza para las Vacunas y otros aliados para cumplir con la Agenda de Inmunización 2030 (AI2030), una estrategia diseñada para que todos los países consigan prevenir las enfermedades mediante la inmunización y la distribución de vacunas a todas las personas, en todas partes y a todas las edades.

Para ello, los socios de la AI2030 instan a los gobiernos y otros actores relevantes a:

  • Intensificar los esfuerzos para poner las vacunas que faltan con el fin de abordar el retroceso en la inmunización sistemática, así como ampliar los servicios de divulgación en las zonas menos atendidas para llegar a los niños y niñas que no han recibido sus dosis y poner en marcha campañas para prevenir nuevos brotes.
  • Aplicar estrategias específicas para fomentar la confianza en las vacunas y la inmunización, combatir la desinformación y aumentar el grado de aceptación de las vacunas, especialmente entre las comunidades vulnerables.
  • Velar por que la preparación y la respuesta a la pandemia y los esfuerzos de fortalecimiento de la arquitectura mundial de la salud, generen inversiones en los servicios de atención primaria de la salud y que se destinen ayudas específicas a mejorar y mantener las vacunaciones esenciales.
  • Garantizar el compromiso político de los gobiernos nacionales y aumentar la asignación de recursos nacionales para fortalecer y mantener la inmunización en el marco de la atención primaria de la salud.
  • Priorizar el fortalecimiento de los sistemas de vigilancia de las enfermedades y la información sobre la salud para proporcionar los datos y el seguimiento necesarios, de manera que los programas tengan el máximo impacto.
  • Aprovechar y aumentar la inversión en investigación con el propósito de desarrollar y mejorar vacunas y servicios de inmunización nuevos y existentes que puedan satisfacer las necesidades de la comunidad y cumplir los objetivos de la AI2030.

¿Te gustaría hacer algo extraordinario hoy?

Hazte socio. Elige ahora tu aportación mensual.

Desgravación fiscal

Deducción y desgravación de donaciones a UNICEF

Si has decidido hacerte socio o realizar un donativo puntual a UNICEF te informamos que puedes desgravarte estas donaciones de tu declaración de la renta. Conocer las deducciones aplicables a las donaciones que se realicen en favor de UNICEF España, como entidad acogida al régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre:

Personas Físicas (IRPF)Porcentaje de deducción
Primeros 150€80%
Resto35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años) > 150€ *40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Personas Jurídicas (IS)Porcentaje de deducción
Donaciones en general35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años)*40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

  • Si eres persona física, en el IRPF correspondiente a este año podrás deducirte el 80% del importe de tus cuotas y/o donativos íntegros por aportaciones de hasta 150€ al año. A partir de esa cantidad la deducción será del 35% o del 40% si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona jurídica, en el impuesto de sociedades podrás deducirte el 35% de tus cuotas y/o donativos íntegros. Si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos la deducción será del 40%, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona física o jurídica no residente en España y obtienes rentas en nuestro país, tienes también un beneficio fiscal por el importe de tus donativos. Puedes consultarlo en https://sede.agenciatributaria.gob.es/
  • Si resides en una comunidad autónoma sujeta a un régimen foral particular o que ha establecido deducciones adicionales por donaciones a ONG, las deducciones aplicables pueden ser diferentes.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos es imprescindible que nos hayas facilitado tu DNI o NIF y domicilio.

Por favor, si aún no lo has hecho, llámanos al 900 907 500 o escríbenos a [email protected] o facilítanos estos datos a través de tu área del colaborador en nuestra web: www.unicef.es/acceso
Si quieres ampliar la información sobre estos beneficios fiscales, por favor, consulta la web de la Agencia Tributaria: https://sede.agenciatributaria.gob.es/

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 074 de lunes a viernes de 9:00h a 21:30h y sábados de 11:00h a 17:00h | [email protected]

Mayor retroceso en vacunación de los últimos 30 años