Más tratamientos y más prevención para más niños y niñas amenazados por el VIH/sida

Un informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) y UNICEF destaca que en un año ha habido un incremento del 54% en el número de personas viviendo con el VIH/sida que recibían tratamiento. Aunque las cifras de 2006 en países de ingresos bajos y medios parecen esperanzadoras, es necesario realizar un esfuerzo aún mayor, especialmente para proteger a los niños y niñas amenazados por la pandemia

“Hay datos nuevos en el informe que muestran también que todavía queda un largo camino por recorrer, en particular en la administración generalizada del tratamiento para prevenir la transmisión de la madre al niño del VIH, que sigue siendo uno de los métodos de prevención de eficacia comprobada más sencillos y económicos que se dispone”, afirma el Director Ejecutivo de ONUSIDA, Peter Piot.

En países de ingresos bajos y medios, sólo el 11% de las embarazadas VIH-positivas que necesitan antirretrovirales para prevenir la transmisión del VIH a sus hijos están recibiéndolos. Esta es una de las áreas clave sobre las que, según el informe, los servicios son insuficientes para lograr la meta de encaminarse hacia el “acceso universal en los programas integrales de prevención, tratamiento, atención y apoyo” del VIH en 2010

La infancia sigue siendo la cara oculta del sida

En el último año, el número de niños que reciben tratamiento aumentó un 50%. Es una buena noticia, pero insuficiente, porque se partía de una cifra muy reducida. En diciembre de 2006, unos 115.500 niños tuvieron acceso al tratamiento, a pesar de progreso, esto sólo supone un 15% de los 780.000 que se calcula que necesitaban tratamiento del VIH .

Según el Dr. Kevin De Cock, Director de VIH/sida en la OMS, “las prioridades urgentes están mejorando el acceso al tratamiento del VIH para los niños, especialmente en África meridional, así como para los usuarios de drogas inyectables en todas partes”. “El acceso a servicios de asesoría y prueba del VIH, un punto de acceso fundamental para los servicios tanto de prevención como de tratamiento, también debe ampliarse considerablemente a fin de acercarnos a la consecución de las metas de acceso universal para 2010”.

“Los niños y niñas siguen siendo el rostro oculto de la pandemia del SIDA”, afirma la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, “debido a que muchos niños y niñas siguen sin recibir tratamientos que salvan vidas y carecen de acceso a servicios esenciales”. En 2005, UNICEF, ONUSIDA y otros asociados iniciaron la campaña Unidos por la infancia, Unidos contra el SIDA, que se centra en cuatro esferas clave: la prevención de la transmisión de la madre al niño; el tratamiento pediátrico del SIDA; los programas educativos para fomentar la prevención; y el apoyo a huérfanos y a los niños y niñas en situación de vulnerabilidad.

Retos y recomendaciones

Entre las recomendaciones del informe para mejorar la respuesta mundial contra el sida se encuentran las siguientes:

  • Intensificar los esfuerzos para acelerar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del VIH en los niños
  • Introducir una variedad de estrategias para que los afectados puedan saber si tienen el VIH
    Aumentar con urgencia los servicios para prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo
  • Mejorar el acceso a los servicios para las poblaciones que corren el mayor riesgo
  • Invertir en la prevención para las personas viviendo con VIH/sida
  • Mejorar el acceso de las personas viviendo con VIH/sida, con servicios de buena calidad para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis
  • Reconocer la circuncisión masculina como una intervención adicional importante para prevenir el VIH en los hombres heterosexuales
  • Abordar las inquietudes sobre la sostenibilidad económica a largo plazo