La historia de Farhana: 5 años y un matrimonio evitado

 En Afganistán, muchas familias como la de esta niña están desesperadas.

La historia de Farhana: 5 años y un matrimonio evitado

10/05/2022

"¿Quieres té, Farhana?", pregunta Nasrin mientras se sirve una taza para ella y otra para su marido Karim. La pequeña Farhana, de cinco años, asiente con una sonrisa. Deja a un lado sus juguetes, unos tapones de botella y un lápiz viejo, y se acurruca junto a su padre, alrededor de una vieja y gastada sandalia (una mesa baja tradicional con una manta encima).

Estamos en Herat, Afganistán. Durante el invierno, las temperaturas pueden bajar hasta 15º bajo cero. La casa de una sola habitación, hecha de paredes de barro, es fría y oscura. La familia raciona la poca leña que les queda para calentar la habitación por la noche.
Por ahora, el agua caliente con unas cuantas hojas de té verde es lo único que pueden permitirse para mantenerse calientes.

Pobreza, hambre y falta de trabajo afectan a la familia

Karim dirigía el negocio de la ganadería en su pueblo natal, en la provincia de Ghor, al noroeste de Afganistán. Por desgracia, tras el fracaso de un ambicioso proyecto de crecimiento empresarial, la familia contrajo una deuda de 115.000 afganis (unos 1.200 euros). Al no poder pagarlo y temiendo por su vida, Karim y su familia huyeron en medio de la noche.

Desde hace un año, él y su familia de cuatro miembros viven en una casa alquilada con paredes de barro en el campo de desplazados internos de las afueras de la ciudad de Herat.

El invierno de este año fue especialmente difícil para Karim y Nasrin, agotados por el deterioro de la situación humanitaria en el país, la escalada de violencia, la falta de trabajo y la inseguridad alimentaria. Durante un tiempo, realizaron trabajos esporádicos en la zona de Herat para dar cobijo y comida a su familia.

El campo de desplazados internos alberga a unas 40.000 familias. Cada vez es más difícil encontrar trabajo.

Cuando el acreedor se presenta en casa de Karim

Cuando un acreedor se presentó en su puerta, Karim no pudo pagar ni siquiera una parte de sus deudas. Aprovechando la situación, este le hizo prometer que entregaría a Farhana como novia infantil para pagar la deuda.

Karim tendría seis meses para pagar su deuda o estaría obligado a entregar a la niña.

Nasrin estaba fuera trabajando, sin conocer el acuerdo.

"Ese día me arrancaron un trozo de corazón", nos dijo Karim. "No tuve elección, tuve que aceptar para no poner en peligro a los demás miembros de la familia, podrían habernos matado".

Los meses pasan rápidamente, las dificultades se multiplican

Desde su encuentro con el acreedor, Karim intentó desesperadamente encontrar una solución. Incluso intentó cruzar ilegalmente la frontera con Irán para encontrar un trabajo. No lo consiguió.

Y todo se complicó, enfermó y estuvo en cama durante meses. Los gastos médicos se sumaron a las deudas. El trabajo a tiempo parcial de Nasrin limpiando uvas en una fábrica apenas alcanzaba para alimentar a la familia.

El acreedor volvió a llamar a su puerta, esta vez para alejar a Farhana de su familia para siempre.

La historia de Farhana: 5 años y un matrimonio evitado

Esta vez no se pudo evitar lo inevitable. Se produjo una violenta pelea, en la que por primera vez Narsin se enteró del asunto de Farhana. Su corazón se detuvo.

Solo tiene cinco años. ¡No puede sobrevivir sin mí!

Nasrin busca ayuda

Nasrin se enteró de la verdad y empezó a gritar pidiendo ayuda. Corrió hacia sus vecinos. Gritó todo el tiempo, atrayendo a una gran multitud, incluidos los miembros del Comité Comunitario de Protección de la Infancia.

UNICEF ayudó a crear estos comités de protección de la infancia, dirigidos por ancianos y líderes locales. El comité se reúne periódicamente para debatir cuestiones relacionadas con el bienestar de los niños en los campamentos y mitigar los incidentes de violación de los derechos de los niños, como la violencia contra ellos, el matrimonio precoz y la educación de las niñas.

El personal de UNICEF asiste a las reuniones todos los meses y colabora estrechamente con el comité para gestionar los espacios para los niños y los centros de aprendizaje, y proporcionar servicios de protección, salud y nutrición a todos los niños que viven en el campamento.

El Comité consiguió convencer al acreedor de que no se llevara a Farhana en ese momento, asegurando que Karim pagaría su deuda pronto.

El hombre se ha ido, pero puede volver

Karim aún no se ha recuperado del todo. Nasrin sigue siendo el único sostén de la familia. Pero el dinero que gana apenas puede alimentar a su familia una vez al día, por no hablar de la falta de alimentos nutritivos, como la leche, para sus hijos. El miedo a que el acreedor vuelva no les deja dormir por la noche.

Karim espera poder recuperarse pronto e intentar buscar trabajo nuevamente en Irán. No dejará que se destruya el futuro de su hija.

Desde el incidente, Farhana y su hermano de dos años pasan las tardes en el espacio infantil, mientras que el hijo mayor de Karim asiste a clases en el centro educativo de la comunidad gestionado por UNICEF.

La familia recibe kits de higiene, suministros de invierno -como ropa de abrigo y mantas- y es remitida constantemente a servicios sanitarios gratuitos.

“Me gustaría que mi hija se convirtiera en maestra, no en una pequeña novia como fui yo", ella se casó a una edad temprana, sabe lo que esto significaría.

Karim también espera un futuro mejor para su pequeña. "Quiero un futuro mejor para mis hijos", dice. "Quiero que mi pequeña Farhana siga en la escuela. Quizá algún día pueda convertirse en médico".

La historia de Farhana es, por desgracia, la misma que la de muchas otras familias pobres y desesperadas de Afganistán. El agravamiento de la crisis humanitaria, la inseguridad alimentaria, el desempleo y el gélido invierno han afectado a todos.
En enero de este año, UNICEF logró evitar que dos niños se casaran prematuramente.

UNICEF trabaja para proteger a las niñas.

El trabajo de UNICEF para proteger a las niñas

UNICEF colabora estrechamente con los padres y los líderes religiosos para concienciar a las comunidades sobre los riesgos que corren las niñas si se casan pronto.

El apoyo adicional en forma de ayuda en efectivo, la distribución de kits de higiene y de invierno y la gestión de espacios y centros de aprendizaje adaptados a los niños están ayudando a contrarrestar el riesgo de hambre, trabajo infantil y matrimonio precoz entre las familias más vulnerables.

Sin embargo, muchos casos de matrimonio infantil nunca se denuncian.

A medida que la crisis humanitaria se agrava, la situación es cada vez más angustiosa, y muchas niñas como Farhana perderán su infancia para siempre.

¡Acabar con el matrimonio precoz es la única manera de romper el ciclo de la pobreza y permitir que las niñas y las mujeres alcancen su pleno potencial!

¿Te gustaría hacer algo extraordinario hoy?

Hazte socio. Elige ahora tu aportación mensual.

¿Sabes que puedes recuperar hasta un 80% de tus aportaciones? Más info

Desgravación fiscal

Deducción y desgravación de donaciones a UNICEF

Si has decidido hacerte socio o realizar un donativo puntual a UNICEF te informamos que puedes desgravarte estas donaciones de tu declaración de la renta. Conocer las deducciones aplicables a las donaciones que se realicen en favor de UNICEF España, como entidad acogida al régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre:

Personas Físicas (IRPF)Porcentaje de deducción
Primeros 150€80%
Resto35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años) > 150€ *40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Personas Jurídicas (IS)Porcentaje de deducción
Donaciones en general35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años)*40%
Límite deducción base imponible10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

  • Si eres persona física, en el IRPF correspondiente a este año podrás deducirte el 80% del importe de tus cuotas y/o donativos íntegros por aportaciones de hasta 150€ al año. A partir de esa cantidad la deducción será del 35% o del 40% si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona jurídica, en el impuesto de sociedades podrás deducirte el 35% de tus cuotas y/o donativos íntegros. Si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos la deducción será del 40%, con un límite del 10% de la base imponible.
  • Si eres persona física o jurídica no residente en España y obtienes rentas en nuestro país, tienes también un beneficio fiscal por el importe de tus donativos. Puedes consultarlo en https://sede.agenciatributaria.gob.es/
  • Si resides en una comunidad autónoma sujeta a un régimen foral particular o que ha establecido deducciones adicionales por donaciones a ONG, las deducciones aplicables pueden ser diferentes.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos es imprescindible que nos hayas facilitado tu DNI o NIF y domicilio.

Por favor, si aún no lo has hecho, llámanos al 900 907 500 o escríbenos a [email protected] o facilítanos estos datos a través de tu área del colaborador en nuestra web: www.unicef.es/acceso
Si quieres ampliar la información sobre estos beneficios fiscales, por favor, consulta la web de la Agencia Tributaria: https://sede.agenciatributaria.gob.es/

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 074 de lunes a viernes de 9:00h a 21:30h y sábados de 11:00h a 17:00h | [email protected]

La historia de Farhana: 5 años y un matrimonio evitado