Internet aumenta el alcance de los abusos a los niños

UNICEF lanza el informe Seguridad infantil en Internet: retos y estrategias globales que analiza los riesgos y desafíos de la red para los niños. En él se estima que hay más de 16.700 páginas web que muestran imágenes de abusos a niños, de los que el 73% son menores de diez años.

Aunque internet ofrece más oportunidades para la educación y la información que en cualquier otro momento de la historia, la red también amplía la magnitud y las amenazas potenciales que amenazan a la infancia, afirma el informe elaborado por el Centro de Investigación Innocenti de UNICEF.

La importancia de entender los riesgos de internet para los niños

Seguridad infantil en Internet: retos y estrategias globales tiene como objetivo proporcionar una mejor comprensión de los riesgos a los que se enfrentan los jóvenes en internet, y presenta un marco para protegerles de amenazas como el ciberacoso, laexposición a imágenes de abusos, así como a otras prácticas como el grooming, en el que algunas personas se hacen pasar por niños para conseguir fotografías íntimas de los niños. "El rápido crecimiento del mundo digital no ha creado los delitos de abuso y explotación sexual de los niños, pero sí ha aumentado la magnitud y el alcance de los posibles daños que pueden ocasionar", afirmó el Director de la Oficina de Investigación de UNICEF, Gordon Alexander. "Tenemos que reconocer esto, y tomar la mayor cantidad posible de medidas adecuadas, respetando los derechos de los niños a explorar el nuevo entorno y todo el potencial que la tecnología ofrece."Seguridad infantil en Internet: retos y estrategias globales hace hincapié en los enormes beneficios de internet en campos como la educación, la socialización y el entretenimiento, así como en los derechos de los niños a acceder a esas ventajas.

Necesidad de ampliar la legislación

La investigación, realizada en colaboración con el Centro contra la explotación infantil y la protección online (CEOP) en Reino Unido, señala cuatro aspectos que necesitan coordinarse para crear un entorno más seguro para los niños en la red: enseñar a los niños a protegerse por sí mismos, acabar con la impunidad de quienes les acosan, reducir el acceso a material dañino y apoyar la recuperación de las víctimas. La primera línea de defensa –el fortalecimiento de los niños- es fundamental para abordar el problema, sobre todo porque los niños son generalmente mucho más expertos en internet que sus padres y maestros, pero también tienen una percepción diferente a los adultos sobre los riesgos a los que se enfrentan. El informe señala que la legislación internacional y su aplicación eficaz a nivel mundial es un elemento fundamental de protección pero, a nivel nacional, la aplicación de las leyes ha sido lenta en muchos países, y donde se ha aprobado, a menudo carece de armonización en asuntos como la definición de ‘niño’, y de ‘pornografía’. De 196 países examinados, sólo 45 cuentan con una legislación suficiente para combatir los delitos de imágenes de abuso infantil. La eliminación de la impunidad de los agresoresdebe ser otro foco de atención, un desafío difícil de atajar por la naturaleza transfronteriza de los delitos.
La legislación es, sin embargo, sólo una parte de la respuesta y los padres, maestros, trabajadores sociales, la policía y la industria tienen un papel destacado que desempeñar para apoyar los esfuerzos de los niños para protegerse a sí mismos, asegura el informe. La industria también tiene un papel que jugar eliminando el material inadecuado de sus servidores y proporcionando hardware y software respetuosos con la infancia que bloqueen o filtren las imágenes que puedan resultar ofensivas.

Imágenes de abusos a niños

Hasta 2011 se estimaba que había 16.700 sitios web a nivel mundial que mostraban imágenes de abusos a niños, con millones de imágenes de este tipo, enseñando a "decenas de miles" de niños. Cada vez es más baja la edad de los niños exhibidos, ya que el 73% de las víctimas tienen menos de diez años, y las imágenes son cada vez más gráficas y violentas. Las cifras demuestran la magnitud del desafío, pero el informe es muy claro: "no es posible eliminar todos los riesgos que existen en el entorno on line. Es un espacio demasiado grande, sin gobierno, en evolución, con una industria creativa publicitaria en crecimiento como para estar siempre sujetos al tipo de controles que son necesarios para proteger completamente a los niños. Tampoco es deseable que se controle de manera excesiva, ya que destruiría la esencia de internet y sus muchos beneficios".

Consultar el informe (en inglés)