EVITAR QUE UN NIÑO O NIÑA CONTRAIGA PALUDISMO CUESTA MENOS DE CINCO EUROS

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Cada día mueren 3.000 niños y niñas africanos a consecuencia del paludismo. El coste de una mosquitera con insecticida es de 5 dólares, y hasta el momento es el medio más eficaz para evitar contraer una enfermedad para la que no hay vacuna

El paludismo o malaria es, junto al VIH/SIDA y la tuberculosis, uno de los mayores desafíos de salud pública a los que se enfrenta el mundo. El paludismo es una amenaza para el desarrollo de los países más pobres del mundo. El 90% de las muertes por paludismo se producen en el África Subsahariana y la mayoría de ellas se dan entre menores de cinco años.

"Unámonos contra el paludismo"

"Unámonos contra el paludismo" es el tema central del Día Africano del Paludismo 2005. Con el lema "Juntos podemos vencer al paludismo", el evento de este año destacará la importancia de las alianzas en la lucha contra esa enfermedad. Este día quiere destacar hasta qué punto es importante la acción conjunta de gobiernos, ONG, instituciones y empresas para atacar una enfermedad que hace perder cada año a los países africanos 12.000 millones de dólares de su Producto Interior Bruto.

El paludismo puede prevenirse protegiéndose de la picadura del mosquito que transmite la enfermedad y tratarse efectivamente con medicación. Desafortunadamente el parásito que produce la enfermedad ha desarrollado resistencia a los fármacos que se han ido utilizando y muchos insecticidas ya no son útiles para controlar a los mosquitos que la propagan. En estas circunstancias las alianzas son fundamentales, ya que permiten atacar el paludismo desde todos los frentes posibles.

Protección y tratamiento para la infancia

En el África Subsahariana el paludismo acaba con la vida de un niño o de una niña cada 30 segundos. Muchos de los que sobreviven a un episodio grave de malaria pueden sufrir daños en el cerebro y trastornos en el aprendizaje. Las mujeres embarazadas y los niños que esperan son también especialmente vulnerables: El paludismo es una causa importante de muerte perinatal, bajo peso al nacer y anemia materna.

La alianza global "Hacer retroceder el paludismo" (Roll Back Malaria) trabaja para reducir la incidencia de la enfermedad en la infancia a través de:

  • Prevención: los niños y niñas deben ser protegidos de los mosquitos que transmiten el paludismo. El mejor modo es asegurarse de que duermen bajo mosquiteras tratadas con insecticida. Estudios realizados en África muestran que estas mosquiteras pueden reducir la mortalidad de los menores de cinco años en un tercio.
  • Diagnóstico rápido y tratamiento efectivo: hay una necesidad urgente de asegurar la disponibilidad de fármacos o combinaciones de fármacos efectivos y asequibles ara las personas que viven en áreas afectadas. Por ejemplo, desde que en África mucha gente acude por primera vez a adquirir fármacos contra el paludismo, los dependientes están siendo instruidos para que puedan proporcionar las dosis adecuadas al tratamiento.
  • Anemia: los padres y el personal sanitario tienen que ser capacitados para reconocer los síntomas de la anemia y para aplicar el tratamiento correcto. El paludismo es una de las causas prevenibles más comunes de la anemia.
  • Prevención del bajo peso al nacer relacionado con el paludismo: se debe animar a las mujeres embarazadas a utilizar mosquiteras impregnadas de insecticida y a usar tratamientos preventivos intermitentes. El peso del recién nacido es determinante en su supervivencia.
La alianza "Hacer retroceder el paludismo" (Roll back malaria)

Esta alianza fue establecida en 1998 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Mundial.

La alianza reune a gobiernos de los países afectados por el paludismo, los países donantes, el sector privado, las ONG y organizaciones comunitarias, así como a fundaciones e instituciones académicas y de investigación. El objetivo común es reducir a la mitad la amenaza mundial de la malaria para 2010.