El comienzo de la recuperación deja en claro los efectos del conflicto en los niños de Gaza

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


El cese del conflicto a puesto en evidencia las terribles consecuencias para la infancia de semanas de bombardeos sobre Gaza: familias de luto, amigos perdidos para siempre, escuelas destruidas, escasez de alimientros y suministros básicos y graves daños en infraestructuras son sólo parte del legado que los más pequeños deben afrontar tras el alto el fuego. UNICEF está sobre el terreno para facilitarles la recuperación física, emocional y social

Amira, de 15 años de edad, es una supervivientede la crisis de Gaza. Cuando su padre y dos hermanos murieron durante el ataque frente a su vivienda, la niña salió arrastrándose de los escombros y fue hallada tres días después en la casa de un vecino.

"Pasó tres días sola en la calle sin que nadie cruzara por esa parte del vecindario", explica la madre de Amira.

"Mi padre salió de la casa diciendo que quería sentarse afuera con sus amigos a leer el Corán, para que nosotros pudiéramos dormir bien y no tuviéramos miedo", cuenta la niña. Y añade que poco después, su padre y quienes le rodeaban murieron como resultado de un ataque con cohetes.

El conflicto de tres semanas de duración, que se suspendió el fin de semana pasado al acordarse uncese de las hostilidades, ha dejado una secuela dedestrucción que incluye la destrucción total o parcial de miles de viviendas. Antes de que se acordara el cese del fuego, unos 50.000 palestinos se habían refugiado en instalaciones de las Naciones Unidas. Sólo ahora muchos de ellos están retornando a sus hogares en Gaza.

Comienza la recuperación "UNICEF participa muy activamente en la fase inicial de recuperación", afirma Patricia McPhillips, Representante Especial de UNICEF en el Territorio Palestino Ocupado.

"Una de las cosas que tratamos de hacer es ayudar a los niños y niñas que puedan haber sido desplazados", agrega. "Estamos abocados a la tarea de establecer de inmediato 30 centros juveniles donde se brinde protección a esos niños. Se trata de centros comunitarios donde podrán permanecer mientras sus familias tratan de normalizar sus vidas".

Unas 1.300 personas murieron y muchos miles más resultaron lesionadas y heridas durante el conflicto. Muchos niños y niñas han sufrido gravísimas lesiones físicas y psicológicas.

"La verdad es que la situación es terrible, porque es la primera vez que tenemos que tratar niños con heridas y lesiones de este tipo", explica el Dr. Imad Al Majdalawi, que se desempeña como cirujano en el Hospital Shifa de Gaza. Los niños se llevan la peor parte

Los organismos que prestan ayuda humanitaria en Gaza se concentran ahora en la prestación de apoyo psicosocial a los niños, niñas y familias vulnerables, así como a evaluar de manera más rápida y estructurada las necesidades de ayuda humanitaria de la población.

Varios aliados de UNICEF ya han estado realizando evaluaciones domiciliarias y visitas a diversos refugios de las Naciones Unidas. Se trata de labores que se seguirán llevando a cabo en las próximas semanas y meses.

"En lo inmediato, nos dedicamos principalmente a las necesidades psicosociales", señala McPhillips. "Tenemos un equipo de asesores que recorren el terreno y también queremos poner en marcha las actividades de educación".

"Los niños se llevan la peor parte de todo esto" concluye McPhillips con respecto a las consecuencias a corto y largo plazo para los niños y niñas como Amira. "Esos niños no deberían ser víctimas del contexto político en que les toca vivir".