CRISIS DE ALIMENTOS EN NÍGER

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


La gente y los gobiernos en todo el mundo han respondido generosamente a la crisis de alimentos de Níger. El llamamiento de emergencia de UNICEF fue financiado completamente en tan sólo unos días. Pero la entera región del Sahel es propensa a caer en la escasez de alimentos.

La Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF, Rima Salah, ha realizado una visita de evaluación a Níger y Burkina Faso. “La crisis que está golpeando al oeste de África, en particular a los países del Sahel, no sólo afecta a Níger sino también a todos los países vecinos, como Mali, Burkina Faso y Nigeria,” afirmó.

En Burkina Faso se han identificado cuatro áreas en riesgo inmediato de escasez de alimentos. Mauritania también es potencialmente vulnerable.

Seguimiento de la situación

El Jefe de Nutrición de UNICEF, Rainer Gross, afirma que la organización está mirando de cerca la situación en la región. “Con seguridad, el tema no sólo es Níger. Níger salió a luz primero pero estamos preocupados por la situación similar en algunas zonas de los países vecinos”.

“Estoy seguro de que la comunidad de donantes está advertida y ayudaría inmediatamente donde la ayuda fuera necesaria.”

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas también está advirtiendo de una potencial crisis de alimentos que podría afectar a más de 4 millones de personas en la región.

Factores que afectan la supervivencia de los niños y las niñas

Mientras las organizaciones internacionales intentan prevenir una crisis similar a la de Níger en otros sitios, UNICEF también está llamando la atención en temas más amplios.

Rima Salah señala que las madres que no pueden leer o escribir tienen problemas para aprender y usar prácticas de cuidado infantil – impactando directamente en la supervivencia de los niños, incluso en situaciones de crisis.

Estudios muestran que los niños y niñas que nacen de madres que han recibido educación tienen índices de mortalidad infantil más bajos. La pobreza es otro factor importante y a largo plazo, que contribuye a la vulnerabilidad de la región a las crisis.

Sin acción en los temas más amplios, “siempre tendremos escasez de alimentos en los países del Sahel,” dice Salah.