La nueva ley italiana para proteger a los niños refugiados y migrantes, un modelo para Europa

El parlamento italiano aprueba una ley escuchando las recomendaciones de UNICEF 

Crisis de migrantes y refugiados

ROMA / GINEBRA, 29 de marzo de 2017 - UNICEF aplaude al Parlamento italiano por aprobar una ley histórica que reforzará el apoyo y la protección que se brinda a los niños extranjeros no acompañados y separados de sus familias que han llegado a Italia (casi 26.000 en 2016, una cifra récord). Sólo en los dos primeros meses de 2017 cerca de 2000 niños extranjeros llegaron a través del Mediterráneo, por lo que se espera que durante este año se mantenga la tendencia al alza, haciendo esta nueva ley tan oportuna como pertinente.

“Mientras vemos cómo en toda Europa crecen las barreras, se detiene a los niños y se incumplen promesas, los parlamentarios italianos han demostrado su compromiso y responsabilidad hacia los jóvenes migrantes y refugiados”, ha explicado Afshan Khan, coordinadora regional de UNICEF para la crisis de refugiados y migrantes en Europa, quien, en su reciente visita a Italia, se ha reunido con algunos de los niños llegados recientemente.

“Esta nueva ley servirá no sólo para dotar a los niños migrantes y refugiados de un cierto sentido de predictibilidad, en un momento tan incierto de sus vidas después de haber arriesgado todo para llegar a Europa, sino también para mostrar a otros países europeos cómo podrían poner en marcha un sistema legal que refuerce el sistema de protección”.

El parlamento italiano ha aprobado la nueva ley, nacida de la llamada “Propuesta Zampa”, después de dos años en los que UNICEF y otras organizaciones defensoras de los derechos de los niños en Italia hayan hecho intensos esfuerzos para incidir en este proceso legislativo. De acuerdo con el reciente informe de UNICEF Una travesía mortal para los niños: la ruta de la migración del Mediterráneo central, los niños y las mujeres refugiados y migrantes son víctimas, de manera habitual, de violencia sexual, explotación, abusos y detenciones por parte de los traficantes en la ruta del Mediterráneo central que lleva hasta Italia. El parlamento italiano ha citado dicho informe en numerosas ocasiones.

La ruta central del Mediterráneo desde el norte de África hasta Italia se ha convertido en una de las rutas principales para los niños que huyen de situaciones de conflicto, persecución y miseria, y también es una de las más largas y peligrosas. En torno al 92% de los niños en tránsito en esta ruta hacia Italia tienen entre 14 y 17 años de edad y viajan solos.

La Ley Zampa, tal como es conocida esta nueva medida, es la primera acción integral para los niños no acompañados en Italia. Esta nueva ley recoge una serie de principios básicos, totalmente alineados con las recomendaciones de UNICEF, para proteger a los niños migrantes y refugiados, incluyendo:

  • Los niños extranjeros no acompañados y separados de sus familias no estarán sujetos a un proceso de “devolución” o retorno que pueda ponerles en peligro;
  • Reducción del tiempo que estos niños tienen que esperar en los centros de recepción de primera línea;
  • Promover la tutela para estos niños a través de voluntarios capacitados por la agencia regional de infancia y juventud, y promover el acogimiento residencial y con  familias de acogida;
  • Armonizar y mejorar los procedimientos de determinación de la edad para que se tengan en cuenta los derechos de los niños;
  • Establecer un sistema de acogida nacional estructurado y coordinado, que establezca estándares mínimos en todos los centros de recepción;
  • Utilizar los servicios de mediadores culturales (que actúan como intérpretes de necesidades y prácticas) para comunicarse e interpretar las necesidades de los adolescentes vulnerables.

La nueva ley incluye una provisión económica por encima de los 600 millones de euros, monto que el Gobierno de Italia ya había asignado en 2016 a municipalidades, grupos y cuidadores para ayudarles a afrontar el elevado número de llegadas de migrantes y refugiados en los centros de recepción.

Nota para los editores:

UNICEF en Italia tiene como objetivo ayudar a los niños migrantes y refugiados en todo momento, ya sea en tierra o mar. A bordo de los barcos de rescate italianos, UNICEF, junto con la organización aliada Intersos, ayuda a identificar y a dar asistencia a niños no acompañados, así como a madres con niños, durante las operaciones de rescate. UNICEF ha abierto espacios amigos de la infancia en los barcos de rescate y ayuda en la distribución de kits de higiene para mujeres y niñas y otros suministros. En Sicilia y Calabria, UNICEF está trabajando para optimizar los esfuerzos del gobierno en materia de protección, y para mejorar las condiciones en los centros de recepción que acogen a niños no acompañados, ayudando a poner en marcha espacios de aprendizaje, formación de aptitudes, actividades deportivas y de idiomas. Hasta la fecha, UNICEF ha capacitado a unos 200 trabajadores de primera línea y tutores voluntarios para que estén mejor preparados para proteger los derechos de los niños. En Roma y las zonas aledañas del norte, los equipos móviles de UNICEF, compuestos por trabajadores sociales y mediadores culturales derivan a dispositivos especiales de protección a los niños vulnerables que están fuera del sistema de recepción organizado. Durante los primeros dos meses de 2017, los equipos apoyados por UNICEF identificaron y asistieron a 1.602 niños no acompañados y separados en riesgo.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español
609 16 00 51/ 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es