Boko Haram: aumenta el número de niños utilizados para ataques suicidas

El 14 de abril se cumplen tres años del secuestro de más de 200 niñas por parte de Boko Haram

Boko Haram: aumenta el número de niños utilizados para ataques suicidas

DAKAR/NUEVA YORK/GINEBRA, 12 de abril 2017 –  El número de niños utilizados en ataques "suicidas" en el conflicto del Lago Chad ha aumentado a 27 en el primer trimestre de 2017, frente a los 9 del mismo periodo del año pasado. 

"Durante los tres primeros meses de este año, el número de niños utilizados en ataques con bombas es casi igual al número de todo el año pasado. Es el uso más horrible de los niños en un conflicto", ha dicho Marie-Pierre Poirier, directora regional de África Occidental y Central.

El aumento refleja una táctica alarmante por parte de los insurgentes, según el informe "Una desgracia silenciosa: liberando las voces de los niños atrapados en la crisis del Lago Chad". Hasta la fecha, se ha utilizado a 117 niños para llevar a cabo ataques con bombas en lugares públicos en Nigeria, Chad, Níger y Camerún desde 2014: cuatro en 2014, 56 en 2015, 30 en 2016 y 27 solo durante los tres primeros meses de 2017. La mayoría de las veces se ha utilizado a niñas para estos ataques.

Como consecuencia, se ve con un creciente temor a las niñas, niños e incluso a los bebés que están en mercados o en puestos de control, donde se piensa que llevan explosivos. 

"Estos niños son víctimas, no perpetradores", dice Poirier. "Forzarles o engañarles a que cometan estos actos horribles es condenable".

Publicado tres años después del secuestro de más de 200 niñas en Chibok, el informe proporciona testimonios preocupantes de niños que fueron capturados por Boko Haram, y muestra cómo estos niños son acogidos con profunda sospecha cuando vuelven a sus comunidades.  

En las entrevistas, muchos niños que han sido asociados a Boko Haram informan de que mantienen en secreto lo que han vivido porque tienen miedo de que se les estigmatice, o incluso de represalias violentas por parte de su comunidad. Algunos son forzados a cargar con su sufrimiento en silencio mientras se alejan de otros grupos por miedo a ser rechazados y estigmatizados.

El informe también subraya los retos a los que se enfrentan las autoridades locales con los niños que han sido interceptados en los puestos de control y llevados a custodia administrativa para ser interrogados e investigados, aumentando por ello la preocupación por los largos periodos de custodia. En 2016 casi 1.500 niños estuvieron bajo custodia administrativa en los cuatro países. La liberación el martes 11 de más de 200 niños por parte de las autoridades de Nigeria es un paso positive hacia la protección de los niños afectados por la crisis.

UNICEF hace un llamamiento a las partes en conflicto para comprometerse a llevar a cabo las siguientes acciones para proteger a los niños en la región:

  • Terminar con las graves violaciones contra los niños por parte de Boko Haram, incluyendo el reclutamiento y el uso de niños en conflictos armados como "atacantes suicidas", tal y como se les llama.
  • Llevar a los niños de un entorno militar a uno civil lo antes posible. Los niños que han sido llevados bajo custodia solo por su supuesto o actual asociación con grupos armados, tienen que ser inmediatamente derivados a las autoridades civiles para reintegración y apoyo. Los protocolos de transferencia deben estar preparados en cada uno de los cuatros países para los niños que se han encontrado durante las operaciones militares.  
  • Proporcionar cuidado y protección para los niños separados o no acompañados. Todos los niños afectados por la crisis necesitan apoyo psicosocial y espacios seguros para recuperarse. 

En 2016, UNICEF proporcionó apoyo psicosocial a 312.000 niños en Nigeria, Chad, Camerún y Níger, y reunificó a más de 800 niños con sus familias. 

UNICEF está trabajando con comunidades y familias para luchar contra el estigma que existe contra los supervivientes de violencia sexual, y para construir un entorno protector para niños que han pasado por el trauma del secuestro. 

En esta crisis de Nigeria y Lago Chad, que ha desplazado a más de 1,3 millones de niños, UNICEF también apoya a las autoridades locales para proporcionar agua potable y servicios de salud, restaurar el sistema de educación a través de espacios temporales de aprendizaje y entregar alimento terapéutico a los niños con desnutrición. 

La respuesta a esta crisis aún sufre un grave déficit de fondos. El año pasado, UNICEF hizo un llamamiento por valor de 154 millones de dólares (145 millones de euros) para la crisis del Lago Chad, y solo se recibió el 40% de los fondos requeridos. 

Para descargar fotos, pincha AQUÍ.

Para descargar vídeos, pincha AQUÍ.

Para descargar el informe, pincha AQUÍ.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español
609 16 00 51/ 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es