El camino del agua

Obtener agua potable cada día no siempre es tan fácil como abrir un grifo. La familia Assane-Moussa, de Níger, nos cuenta su experiencia y por qué, a pesar de las dificultades, se sienten afortunados.

 

Foto de la familia Alassane-Moussa, en Níger
© UNICEF/UNI192330/Gilbertson VII Photo

 

En esta foto vemos a la familia Assane-Moussa, frente a su casa y junto al agua que consumen diariamente. ¿Qué se esconde detrás de esta foto de una familia sonriente?

En primer plano vemos a Fouré Moussa, que sostiene un gran recipiente de plástico sobre su cabeza, mostrando cómo transporta el agua cada día. Detrás de ella están su marido, Moumouni Alassane, y sus cinco hijos: Fataou, Boureima, Hariatou , Abdouramane y Dgibey.

La familia vive en la aldea de Bara Bangou, en la región de Tillabéri (Níger). Los cuatro bidones de plástico que aparecen en la foto contienen en total  80 litros de agua potable, que es la cantidad que la familia usa diariamente para cocinar y beber (algo más de 11 litros por persona).

 

Buscar agua cada día

Durante la temporada húmeda, pueden obtener agua de charcas formadas por la lluvia. Pero sólo pueden usarla para lavar platos y ropa, porque ese agua no es potable. Así que la señora Moussa recoge cada día agua de un pozo que está a dos kilómetros y sirve a más de 400 familias.

Para evitar largas colas, Fouré Moussa va por la noche pero, aún así, le lleva mucho tiempo: el trayecto supone andar durante media hora de ida y otra media de vuelta, a lo que hay que sumar 15 minutos más por cada contenedor que necesita llenar de agua. En total, cada día emplea 2 horas en obtener agua para su familia. Ella dice que vale la pena el trabajo porque, antes de que existiera el pozo, los aldeanos bebían agua de los estanques y charcas que dejaba la lluvia, lo que hacía enfermar a adultos y niños muy frecuentemente.

La sequía amenaza su hogar

Aunque el pozo es mejor que el agua de las charcas estacionales, se necesita mucho tiempo y esfuerzo, sobre todo cuando los estanques desaparecen durante la temporada seca. La familia ha vivido en Bara Bangou durante generaciones, y aunque no quieren irse, temen tener que verse obligados a trasladarse debido a las dificultades de acceso al agua.

 

Localización de Bara Bangou en Níger e imagen aérea de la aldea

 

En la imagen de la izquierda vemos dónde se encuentra Bara Bangou, el hogar de la familia Assane-Moussa: es una aldea situada al suroeste de Níger, en la región de Tillaberi. Esta zona del país se encuentra en la región africana del Sahel, muy cerca del desierto del Sahara. La imagen de la derecha muestra una vista aérea de la aldea en la que se ven las casas rodeadas por muros y algunos árboles. No hay ríos ni lagos cerca de la aldea, por lo que dependen del agua del subsuelo y la de la lluvia para sobrevivir.

 

El acceso al agua en Níger

Poco más de la mitad de los habitantes de Níger tienen acceso a fuentes mejoradas de agua, como el pozo que utiliza la familia de esta historia. La mayoría de las personas con acceso a agua potable vive en las ciudades y las cifras son mucho peores en las zonas rurales. Otro problema grave de la población es el acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento (baños, letrinas, alcantarillado...): sólo el 9% de la población tiene acceso, cifra que cae al 4% en zonas rurales.

 

Algunas preguntas para el aula basadas en esta historia de vida
  •  ¿Alguna vez has calculado el agua que consumes en un día?
  •  ¿Crees que tu familia podría vivir con 80 litros de agua diarios?
  •  ¿Cómo sería tu vida si cada día tuvieras que dedicar 2 horas a recoger agua?
  •  ¿Sabes lo que son las aguas subterráneas? ¿Cómo llega el agua hasta ahí?
  •  ¿De dónde proviene el agua de tu localidad? ¿Sabes cómo se recolecta, distribuye y depura?
  •  ¿Cómo funciona un pozo? ¿Crees que es algo que cualquier persona puede construir?
  •  Si la falta de agua persiste, ¿crees que la familia de Fouré debería ir a otro lugar a vivir? ¿Por qué?

 

 

¡Pon tu gota!

Cada año son más los centros educativos que ponen su gota por la salud y la educación en Níger. Participa organizando una carrera solidaria en tu centro. ¡Cada gota cuenta!

Descubre más