Fundación Bancaria ”la Caixa”

La colaboración entre la Fundación Bancaria ”la Caixa” y UNICEF empezó hace casi dos décadas. Desde el año 2000, el apoyo de la Fundación ha resultado clave para el trabajo de UNICEF en la lucha contra la desnutrición infantil en Mauritania y Etiopía; la promoción del acceso a la educación en Sudán; la prevención de la transmisión vertical del VIH/SIDA y el tratamiento de los niños afectados por el virus en Burundi; y la respuesta inmediata a las situaciones de emergencia en Somalia, Haití y Filipinas.

UNICEF y la Fundación Bancaria ”la Caixa” firmaron un acuerdo en 2015, con un ambicioso objetivo: reducir la mortalidad infantil por neumonía a través de la innovación. La neumonía es la principal causa de mortalidad en niños y niñas menores de 5 años en todo el mundo, con más de 900.000 muertes anuales. De hecho, el 16% de todas las muertes infantiles se deben a esta enfermedad que, sin embargo, apenas recibe el 2% de los fondos destinados a la salud global.

Uno de los grandes problemas es que, a pesar de que la neumonía es una enfermedad prevenible, tratable y curable, no hay herramientas que se puedan utilizar de forma sencilla en todos los niveles del sistema de salud. Se necesitan mejores diagnósticos que permitan a los trabajadores y voluntarios comunitarios de salud identificar rápidamente si un niño respira demasiado rápido (indicador claro de que padece neumonía). Con un conteo automático de las respiraciones, el trabajador o voluntario puede dar el tratamiento adecuado al niño afectado.

Para resolver esta problemática y garantizar el acceso a un diagnóstico adecuado, la Fundación Bancaria ”la Caixa” y UNICEF suscribieron el programa Ayuda para el Diagnóstico de una Infección Respiratoria Aguda (ARIDA, por sus siglas en inglés).

Durante la primera fase del programa, la Fundación destinará 5 millones de euros para identificar y testar varios dispositivos que puedan contar automáticamente las respiraciones por minuto de los niños. Los primeros ensayos, en Etiopía y Nepal, comprobarán la efectividad, exactitud y coste-eficiencia del primer aparato. De funcionar correctamente en terreno, esta nueva solución podría estar funcionando en 2018 o 2019.

Estado actualizado del proyecto aquí (en inglés).