Chad: debajo de un árbol o de casa en casa, pero todos vacunados

La inmunización de los niños y niñas es fundamental para detener los brotes de sarampión. 

¿Cómo preparamos una campaña de vacunación?

30/11/2021

Durante el año 2020, en UNICEF vacunamos a la mitad de los niños del mundo a través de campañas de inmunización que desplegamos hasta en los lugares más inalcanzables. El lanzamiento de cada campaña es un momento clave en nuestro trabajo. Que la campaña sea un éxito depende de unos protagonitas muy importantes que suelen ser desconocidos: muchos hombres y mujeres que dedican su tiempo y energía a la salud y el bienestar de la infancia de su comunidad.

Tomando como ejemplo esta campaña de vacunación contra el sarampión en Chad, te contamos las  historias de algunos de estos protagonistas que nos ayudan a llegar con vacunas a todos los niños del mundo. 

Adoum lleva la información de barrio en barrio

Adoum transmite información sobre vacunación.

Una tarde de sábado en Abeche, provincia de Ouaddai, en el noreste de Chad, los vecinos residentes en el barrio de Agat Chaway se reúnen en torno al altavoz que trae un anuncio importante:

"Campaña de vacunación a partir del lunes. La vacunación es gratuita. Lleve a sus hijos de 9 meses a 5 años bajo el árbol de Saleh Souloum. Serán vacunados contra el sarampión y recibirán vitamina A contra las infecciones. El sarampión es una enfermedad peligrosa que puede matar a sus hijos. ¡Tráelos para que los vacunen, todo es gratis!".

La temperatura está bajando lentamente, para deleite de todos: de 42 grados a la sombra, a 38, una temperatura relativamente aceptable para el final del día. A esa hora, la gente ya ha vuelto a casa y está esperando el momento de la oración. Es entonces cuando Adoum inicia su actividad informativa y de sensibilización sobre la campaña de vacunación contra el sarampión que comenzará en dos días.

La campaña es también el momento oportuno para que el Ministerio de Salud Pública, con el apoyo de UNICEF y otros aliados - como la OMS y Gavi -, administre vitamina A y tratamiento contra los parásitos intestinales a niños de 9 meses a 5 años de edad.

Para informar y concienciar a las comunidades sobre los daños que produce el sarampión, la deficiencia de vitamina A y los parásitos intestinales, Adoum caminará, durante nueve días, por las calles de los tres barrios que le han asignado, explicando tanto a los niños como a los padres la importancia de la vacunación contra el sarampión, a la vez que les indicará los sitios donde vacunarse.

Rakhiè visita cada casa para convencer a los padres

Rakhie, voluntario en Chad.

En un escenario casi similar, en la misma franja horaria, Rakhiè Moukhtar va de casa en casa hablando directamente con los padres. Esta vez le ha tocado Amsiogo, otro distrito de Abeche. 

Con años de experiencia como vacunadora y voluntaria en un centro de salud, suele encontrar las palabras adecuadas para convencer a los padres más reacios a la vacunación. Su tarea no siempre es fácil, pero tiene la esperanza de que gracias a la inmunización, el sarampión y la deficiencia de vitamina A ya no afecten a los niños en Chad.

"Cuando llego al lugar saludo a la gente, me presento y explico por qué estoy allí. Luego pregunto si hay niños de 9 meses a 5 años. Invito a las madres a vacunarlos contra el sarampión, así como a recibir vitamina A. Para aquellos que no saben nada sobre estas enfermedades, les describo sus síntomas más frecuentes y los animo a vacunar a sus hijos. También animo a los padres a dejar que sus hijos tomen medicación como prevención contra infecciones y parásitos".   

Rachit Moustapha: un eslabón muy importante en la cadena de vacunación

Rachit, líder comunitario en Chad.

"A los papás no les gusta oír nada sobre vacunación, pero sin ella no tienes salud, la vacunación ayuda a prevenir enfermedades. Los niños no lo saben porque son pequeños, los adultos tenemos que salvarlos".   

Estas palabras, pronunciadas con gran convicción, son las de Adam Rachit Moustapha, de 60 años. Moustapha es el jefe del barrio de Agat Chaway, situado en el centro de Abeche. Está muy implicado en todo lo relacionado con la salud, y también es miembro del comité de gestión del centro de salud de su comunidad. Es un eslabón importante en la cadena de vacunación en estas comunidades, donde los prejuicios aún están arraigados y el desconocimiento no siempre facilita la tarea de la atención médica. 

Como jefe del barrio, Moustapha es un gran apoyo, especialmente cuando se trata de convencer a la gente de los beneficios de la vacunación. En esta sociedad patriarcal, su palabra es respetada tanto por hombres como por mujeres. Moustapha, que ha visto a "muchos niños enfermos que sufren de sarampión", quiere ver que esto se acaba y para ello no duda en involucrarse.

Gracias al apoyo de jefes y líderes, tanto tradicionales como religiosos, se están consiguiendo pequeños logros todos los días. 

Más formación y coordinación para obtener mejores resultados 

Coordinación de la vacunación en Chad.

Otro aspecto crucial de cada campaña de vacunación es la formación y preparación de los trabajadores de la salud y el personal auxiliar. 

Forman parte de la agenda de las sesiones de entrenamiento: las tareas que asumirán los equipos, el calendario de actividades, la preparación y organización de los puestos de inmunización, los procedimientos de conservación y administración de vacunas, la gestión de residuos, etc. 

Para garantizar que todo está en orden, un equipo es responsable de verificar las existencias de vacunas e insumos. Además, se asegura de que la distribución cumple con los objetivos, que se mantiene la cadena de frío y que se entrega el material esperado a los diversos puntos. Este equipo realiza sesiones informativas diarias para analizar el progreso y decidir posibles mejoras para resolver dificultades. Todo tiene que estar listo antes del día D. 

En Chad, los brotes de sarampión eran frecuentes y daban lugar a campañas que no siempre funcionaban como se esperaba. Por ejemplo, en 2019, 123 de los 126 distritos de Chad notificaron casos sospechosos de sarampión de los cuales 30 registraban epidemias. 

Para esta campaña, cuya población objetivo eran niños de Moussoro, Bokoro y Mao, se administró vitamina A a más de 130.000 y, además, en las 13 provincias previstas, más de 1.700.000 niños fueron vacunados contra el sarampión.

Gracias a las campañas de vacunación llevadas a cabo con el apoyo de UNICEF y otros aliados, esperamos que los brotes de sarampión y de otras enfermedades en Chad se queden solo en un mal recuerdo.  

Francine Tchouta - UNICEF Chad

Cada 12 segundos

las vacunas evitan 1 muerte

La solución está en tus manos. Elige tu aportación mensual.

Desgravación fiscal

Deducción y desgravación de donaciones a UNICEF

Si has decidido hacerte socio o realizar un donativo puntual a UNICEF te informamos que puedes desgravarte estas donaciones de tu declaración de la renta. Desde enero de 2020 se han incrementado los tipos de deducción aplicables a las donaciones que se realicen en favor de UNICEF España, como entidad acogida al régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre:

Personas Físicas (IRPF)Porcentaje de deducción
Primeros 150€80%
Resto35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años) > 150€ *40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Personas Jurídicas (IS)Porcentaje de deducción
Donaciones en general35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años)*40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

  • Si eres persona física, en el IRPF correspondiente a este año podrás deducirte el 80% del importe de tus cuotas y/o donativos íntegros por aportaciones de hasta 150€ al año. A partir de esa cantidad la deducción será del 35% o del 40% si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona jurídica, en el impuesto de sociedades podrás deducirte el 35% de tus cuotas y/o donativos íntegros. Si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos la deducción será del 40%, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona física o jurídica no residente en España y obtienes rentas en nuestro país, tienes también un beneficio fiscal por el importe de tus donativos. Puedes consultarlo en www.aeat.es
  • Si resides en una comunidad autónoma sujeta a un régimen foral particular o que ha establecido deducciones adicionales por donaciones a ONG, las deducciones aplicables pueden ser diferentes.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos es imprescindible que nos hayas facilitado tu DNI o NIF y domicilio.

Por favor, si aún no lo has hecho, llámanos al 900 907 500 o escríbenos a [email protected] o facilítanos estos datos a través de tu área del colaborador en nuestra web: www.unicef.es/acceso
Si quieres ampliar la información sobre estos beneficios fiscales, por favor, consulta la web de la Agencia Tributaria: www.aeat.es

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 133 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | [email protected]