Niños en emergencias: 1 de cada 4 niños afectados en el mundo

Las cifras, a menudo, deshumanizan los problemas. Reducen a un número historias y rostros de personas que sufren, en nuestro caso niños, niñas y adolescentes. En el ADN de UNICEF, desde su creación hace 70 años, está grabado el compromiso inquebrantable de dar prioridad a los niños más desfavorecidos, estén donde estén. Y no hay un niño más vulnerable que el que vive en medio de una emergencia, ya sea por un conflicto o un desastre.
Niños en emergencias 2016

Un total de 535 millones de niños y niñas –casi 1 de cada 4– son víctimas de crisis humanitarias en el mundo, a menudo sin acceso a ningún tipo de atención médica, educación de calidad o una nutrición y protección adecuadas. La práctica mayoría de estos niños se encuentra en África subsahariana, Oriente Medio y África del Norte.

Los efectos de las guerras, los desastres naturales y el cambio climático obligan a los niños a abandonar sus hogares, los dejan atrapados en los frentes de batalla y aumentan el riesgo de que contraigan enfermedades o sean víctimas de la violencia y la explotación.

  •  En el mundo hay casi 50 millones de niños desarraigados, más de la mitad por los conflictos.
  •  En Siria, unos 500.000 niños viven en estado de sitio, prácticamente sin ayuda humanitaria y servicios básicos.
  •  En Nigeria, hay cerca de 1,8 millones de personas desplazadas, de las que 1 millón son niños.
  •  En Afganistán, casi la mitad de los niños no acude a la escuela  primaria, una cifra que roza el 60% en el caso de Sudán del Sur.
  •  En Yemen , cerca de 10 millones de niños sufren los efectos del conflicto.
  •  En Haití, más de dos meses después del paso del huracán Matthew, más de 90.000  niños menores de 5 años siguen necesitando ayuda.

Niños en emergencias: 70 años de UNICEF

Desde UNICEF los atendemos y protegemos para que, a pesar de vivir en situaciones tan duras, también tengan oportunidades. Y lo hacemos antes, durante y después de cada emergencia desde hace 70 años.

“UNICEF se creó un 11 de diciembre de 1946 para llevar ayuda y esperanza a los niños cuyas vidas y futuros están en peligro debido a los conflictos y a la pobreza. Esta nueva y enorme cifra –que representa las vidas y esperanzas de más de 500 millones de niños– nos recuerda de manera concluyente que nuestra misión es más urgente cada día”, ha manifestado nuestro director ejecutivo, Anthony Lake.

Estas emergencias amenazan con mitigar los inmensos progresos alcanzados en las últimas décadas: desde 1990 las muertes infantiles se han reducido más de la mitad; cientos de millones de niños han salido de la pobreza; y el número de niños que no va a la escuela primaria ha pasado de 99 millones a 59 millones.

A pesar de los avances, muchos niños se están quedando marginados debido a su género, raza, religión, origen étnico o discapacidad, a causa de vivir en la pobreza o en comunidades de difícil acceso, o simplemente porque son niños.

“Tanto si los niños viven en un país en conflicto como en un país en paz, su desarrollo es fundamental no solo para su futuro individual, sino también para el futuro de sus sociedades”, ha agregado Lake.

En 2015 UNICEF respondió a 310 emergencias en 102 países

Las primeras horas tras una emergencia son fundamentales para salvar vidas y garantizar la protección de los niños. El Fondo de emergencias nos permite tener recursos y poder actuar de manera rápida.

Nuestro llamamiento de emergencias para 2016 es uno de los mayores de nuestra historia: necesitamos fondos para ayudar a 43 millones de niños en más de 60 países.

Dona ahora