Tener instalaciones adecuadas de agua y saneamiento, clave para combatir el cólera

UNICEF y sus aliados trabajan contra reloj en Haití para proporcionar infraestructuras adecuadas de agua y saneamiento, claves para detener la epidemia de cólera que ya se ha extendido a los diez departamentos del país. Las campañas de sensibilización y el reparto de agua potable, pastillas de jabón y tabletas potabilizadoras son cruciales para hacer frente a la rápida propagación de la enfermedad.

Antes de llegar al campamento de desplazados de Jacmel, Malepa Oliali vivía con su familia entre los escombros de lo que había sido su hogar, en esta bonita ciudad portuaria, que atraía a miles de turistas antes de ser arrasada por el terremoto.

“Aquí tenemos agua para beber, cocinar y asearnos. También están construyendo letrinas, y mi marido y yo vivimos en una tienda de campaña con nuestros hijos”, asegura Malepa. “Hemos pasado mucho miedo antes de llegar al campamento, pero ahora estamos bien, no puedo quejarme”.

UNICEF y sus aliados distribuyen diariamente una media de 8,3 millones de litros de agua potable a cerca de 680.000 personas. Hasta la fecha, se han instalado casi 12.000 letrinas, que han beneficiado a unas 800.000 personas.

Junto a las dotaciones de agua y saneamiento, las campañas de sensibilización sobre hábitos adecuados de higiene son cruciales para combatir el cólera. En las iglesias, las escuelas y las calles, a lo largo y ancho del país, la gente ha estado escuchando mensajes por radio y megafonía sobre la manera de protegerse de la devastadora epidemia de cólera que en un corto periodo de tiempo se ha cobrado miles de vidas.

Dos invitados de excepción

El cólera se propaga de forma fácil y rápida, pero también resulta muy fácil prevenirlo y tratarlo”, explica Mark Henderson, Coordinador del programa de Agua y Saneamiento (WASH) de UNICEF en Haití.

“Lo más complicado es enfrentarse a las precarias estructuras de agua y saneamiento, que ya eran muy deficientes antes del terremoto”, añade. “Nuestro objetivo es aplicar medidas preventivas de amplio alcance para garantizar la distribución de agua potable. La cloración de los suministros públicos de agua nos está ayudando a conseguirlo”, puntualiza Henderson.

Un elemento esencial del apoyo de UNICEF al gobierno de Haití para responder al cólera ha sido el reparto de suministros básicos para salvar vidas en las comunidades afectadas, como pastillas de jabón, tabletas potabilizadoras de agua y kits de higiene, imprescindibles para reducir la propagación de la enfermedad. UNICEF ha proporcionado también más de 700 tiendas de campañas para establecer Centros de Tratamiento del Cólera en todo el país.