Sudán del Sur: niños que pierden su infancia

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Nyawuar, de 5 años, y Tasou, de 2, están a punto de perder su infancia. Viven en una pequeña tienda de campaña improvisada en el campo para desplazados internos de Tomping, a las afueras de Juba. 

Comparten ese espacio con otros 11 niños que también se han visto obligados a huir de sus casas debido al conflicto enSudán del Sur. El campo alberga a unos21.000 desplazados que escaparon de lamuerte y la violencia deJuba, la capital.

No puedo dormir, hace calor y no tengo cama. Me gusta esto porque mi madre está aquí, y también mis hermanos y hermanas. Además tenemos amigos. Vi a muchos niños que están solos, y yo no quiero estar solo”, dice Nyawuar.

Unos 429.000 niños están desplazados en Sudán del Sur. UNICEF está trabajando para tener suministros preparados antes del inicio de las lluvias y prevenir un desastre.

La amenaza de inseguridad alimentaria es real, ya que la violencia y los desplazamientos han interrumpido la producción agraria nacional. Hasta la fecha se han registrado 13.842 casos de desnutrición severa aguda.  

Sudán del Sur: la respuesta a la crisis humanitaria

Desde que empezó la crisis se han distribuido suministros de emergencia por valor de 8 millones de dólares y las provisiones van en aumento, incluyendo alimento terapéutico y suplementos de vitamina A.

Más de 215.000 desplazados reciben agua potable cada día. Cerca de 187.000 niños han sidovacunados contra el sarampión y 54.200 personas han sido vacunadas contra el cólera de manera preventiva.

Además, 22.000 niños participan en actividades de apoyo psicosocial y más de5.600 tienen acceso a actividades educativas.

Pero UNICEF necesita urgentementefondos para atender las necesidades de la población desplazada por el conflicto durante 2014: 54,7 millones de euros, para poder dar respuesta a la población afectada.