Crisis en el Cuerno de África

El Cuerno de África sufre la amenaza de una gran crisis alimentaria y de refugiados,  debido a  la sequía, los conflictos y el aumento del precio de los alimentos.

Por esta razón, UNICEF pide a los gobiernos locales y a los donantes que lideren una rápida respuesta humanitaria.

Según UNICEF, millones de niños y mujeres están en peligro de muerte o de contraer enfermedades si no se pone en marcha una respuesta rápida e inmediata.

9 millones de personas en riesgo

Más de 9 millones de personas, de las que cerca de 2 millones son niños menores de cinco años, necesitan ya asistencia humanitaria urgente. Esta inestable región ha vivido muchas crisis. La actual, considerada la peor en 60 años, amenaza a miles de familias que ya viven en condiciones muy duras. Los últimos meses han sido los más secos en seis décadas en algunas partes de la región. Miles de familias están cruzando la frontera de Somalia para alcanzar los campamentos de refugiados en Dolo Ado, en Etiopía, y Dadaab, en Kenia, que ya están completamente masificados.

Desnutrición en el Cuerno de África

UNICEF estima que este año 480.000 niñossufrirán desnutrición severa en Somalia,Kenia y Etiopía, lo que supone

un aumento del 50% en el número de casos con
respecto al pasado año.

El sur de Somalia es una de las regiones más afectadas, donde por lo menos 1 de cada 3 niñosestán severamente desnutridos. Se estima que2,85 millones de somalíes, esto es, 1 de cada 3, se encuentran en crisis, lo que significa falta de servicios de agua potable, saneamiento y acceso a la salud, situación que se agrava por el conflicto en el país.

Los niveles de desnutrición aguda en el norte de Kenia están por encima del 25%, alcanzando el37,4% en el distrito deTurkana.

Casi la mitad de los niños que se encuentra en los campamentos de refugiados en Etiopía sufre desnutrición. En el campo de refugiados de Melkadida la tasa bruta de mortalidad infantil ha superado al umbral de emergencia:más de 4 niños de cada 10.000 mueren al día.

UNICEF está apoyando directamente larecuperación de niños condesnutrición moderada y grave, en colaboración con los servicios sanitarios gubernamentales. Se han realizado campañas de vacunación vitales, asistencia sanitaria, programas para garantizar agua limpia y mejorar el saneamiento, particularmente en campamentos de desplazados internos y refugiados. Sin embargo, los recortes de fondos y, en algunas áreas, la denegación del acceso, amenazan con interrumpir estos servicios esenciales.