Casi 40.000 seguidores acuden a Mestalla para ver Champions for Africa

La iniciativa contó con la participación de jugadores como Fréderik Kanouté, Roberto Soldado, Santi Cazorla, Jesús Navas o Joaquín.
Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


La cuarta edición del partido solidario Champions for Africa ha conseguido recaudar 550.302 euros gracias a la participación de más de 60 jugadores y 20 clubes, que no han querido faltar a esta cita deportiva en Valencia a favor de los niños que sufren los efectos de la crisis nutricional en el Cuerno de África

39.648 espectadores disfrutaron de un evento solidario que ha ofrecido, en el Camp Mestalla,deporte, diversión y compromiso con los derechos de la infancia más vulnerable, gracias a figuras como Fréderik Kanouté, Roberto Soldado, Santi Cazorla, Jesús Navas y Joaquín, que han participado en esta iniciativa.

Empate a catorce goles fue el resultado final en un partido en el que la Selección Champions, dirigida porUnai Emery, se impuso en la primera parte y el Africa United de Juan Ignacio Martínez y Juan Carlos Garrido, remontó en la segunda. Entre las muchas sorpresas de la noche, el tenista Juan Carlos Ferrero y el cantante Huecco saltaron al césped por parte del combinado Champions, y una tanda de penalties solidarios en el descanso en la que marcó hasta el árbitro del encuentro Mateu Lahoz. 

Con los fondos recaudados, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, puede tratar a más de 10.000 niños con desnutrición grave durante más de dos semanas. El trabajo de UNICEF en este área se centra en apoyar la alimentación de lactantes y niños pequeños, la alimentación complementaria con galletas enriquecidas y la alimentación terapéutica para niños con desnutrición aguda grave. Además, en países como Somalia, la organización apoya más de mil centros de nutrición y suministra raciones de comida caliente y vales de comida a decenas de miles de familias.

Con parte de los fondos recaudados, la Fundación Kanouté creará una granja - escuela para la Ciudad de los Niños que tiene en Bamako, Malí, con el objetivo de autoabastecer las necesidades alimentarias del complejo destinado a niños huérfanos o vulnerables, así como de comercializar el excedente y reportar los ingresos económicos necesarios para sufragar otros gastos tales como la luz o el agua. La Ciudad de los Niños consta de varias instalaciones destinadas a cubrir las necesidades de la infancia más vulnerable. El proyecto consta de un orfanato, un centro de educación y formación y un centro de salud.