Coronavirus: más allá de las pandemias y epidemias, la esperanza sigue viva

Durante más de 70 años, en UNICEF hemos trabajado para mejorar la vida de los niños y sus familias. Nuestra misión es posible gracias a un gran equipo con talento y dedicación que incluye personal sanitario, expertos en logística y especialistas en comunicación.

UNICEF siempre ha estado al lado de los niños durante las crisis y las enfermedades.

05/05/2020

La pandemia mundial por COVID-19 sigue expandiéndose y nosotros continuamos trabajando sin descanso para combatirla. Echamos la vista atrás en la historia de la organización para aprender de nuestra respuesta a las crisis sanitarias en todo el mundo, y miramos hacia delante para ayudar a salir de esta y prepararnos para la fase de recuperación.

Filipinas, 1952: Un trabajador sanitario administra las vacunas antituberculosas BCG, con la formación y los suministros del UNICEF. India, 1961: Una niña observa cómo un trabajador sanitario la vacuna contra la viruela.
Filipinas, 1952: Una trabajadora sanitaria formada por UNICEF administra las vacunas antituberculosas BCG.
India, 1961: Una niña observa cómo un enfermero la vacuna contra la viruela.

 

Coronavirus: prevención de la enfermedad

Desde nuestros comienzos, en UNICEF hemos estado a la vanguardia de la prevención de enfermedades y hemos revolucionado la supervivencia infantil.

Trabajando en estrecha colaboración con instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), hemos contribuido a la erradicación de la viruela y a la casi erradicación de la poliomielitis. Desde 1988, de hecho, el número de niños afectados por la polio se ha reducido en un 99%.

Hoy en día, algunas de las lecciones que aprendimos, por ejemplo, en la localización de contactos en las comunidades se están aplicando para llegar a los niños vulnerables y a sus familias en algunas de las partes más remotas del mundo. 

Bangladesh, 1989: La Embajadora de Buena Voluntad del UNICEF, Audrey Hepburn, vacuna a un niño contra la polio en una clínica de salud.
Bangladesh, 1989: Nuestra Embajadora de Buena Voluntad, Audrey Hepburn, vacuna a un niño contra la polio en una de nuestras clínicas.

 

En la década de 1980, desde UNICEF lideramos la revolución de la supervivencia infantil -un cambio de enfoque del tratamiento de los problemas de salud desde su prevención- y ayudamos a reducir las muertes de niñas y niños hasta casi un 80% en algunos países. Nuestra distribución mundial de soluciones de rehidratación oral, por ejemplo, ha contribuido a disminuir el número de muertes por diarrea -una de las principales causas de mortalidad de los niños pequeños- en un 60% entre 2000 y 2007.

Nuestras campañas de vacunación masivas también han desempeñado un papel importante en la protección de los niños contra las enfermedades prevenibles. Solo en el caso del sarampión, gracias a nuestros esfuerzos se salvaron alrededor de 20 millones de vidas de niños y jóvenes entre 2000 y 2015.

Coronavirus: VIH/Sida

En 1987, el VIH/Sida se convirtió en la primera enfermedad que se debatió en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Cuando los Estados miembros se reunieron, en UNICEF ya estábamos, junto a la OMS, supervisando las posibles relaciones entre la enfermedad y la inmunización y la lactancia materna.

A medida que las infecciones se propagaban, desde UNICEF orientamos nuestra investigación, política, planificación y recaudación de fondos para comprender mejor cómo prevenir la transmisión de madre a hijo. Además, para que la sociedad conociera cómo funcionaba esta enfermedad, apoyamos la educación sanitaria en todo el mundo, en particular en África subsahariana, donde trabajamos incansablemente para informar, educar y proteger contra el estigma y la discriminación en torno al VIH/Sida.

República Democrática del Congo, 2005: Un trabajador sanitario extrae sangre para una prueba de VIH en un centro de salud en el que UNICEF apoya programas de prevención de la transmisión de madre a hijo.
República Democrática del Congo, 2005: Una trabajadora sanitaria extrae sangre para una prueba de VIH/Sida en un centro de salud donde apoyamos programas de prevención de la transmisión de madre a hijo.

 

Desde 2010, hemos contribuido a evitar 1,4 millones de infecciones de VIH/Sida entre niños y niñas. La reducción de la transmisión de madre a hijo, de hecho, se considera ya un éxito en materia de salud pública. Ahora, desde UNICEF, hemos establecido objetivos ambiciosos para acabar con el VIH/Sida de aquí a 2030 y no pararemos hasta lograrlo.

Honduras, 2008. Un niño pequeño y un bebé se abrazan en un hogar apoyado por el UNICEF que alberga a niños que viven con el VIH y han perdido a sus padres a causa del SIDA.
Honduras, 2008. Un niño y una bebé se abrazan en uno de los hogares que apoyamos para albergar a niños con VIH que han perdido a sus padres a causa del Sida.

 

Coronavirus: Gripe porcina

En 2009, la pandemia por gripe porcina se extendió por todo el mundo y afectó principalmente a niños y adultos jóvenes que, por lo demás, gozaban de buena salud. Desde UNICEF adoptamos medidas para prepararnos para posibles brotes locales en 90 países. Estas medidas se mantuvieron después de la pandemia con miras a proteger a niños y familias en futuros brotes.

Egipto, 2007: Los trabajadores de la salud realizan visitas a domicilio para enseñar a las familias cómo prevenir la propagación de la gripe.
Egipto, 2007: Nuestros compañeros realizan visitas a domicilio para enseñar a las familias cómo prevenir la propagación de la gripe.

 

Coronavirus: Ébola

Dos años y medio después del inicio del brote de ébola de 2014 en África occidental, se habían registrado más de 28.616 casos y 11.310 muertes. Durante la crisis, desde UNICEF ayudamos a atender a los niños condenados al estigma porque se sospechaba que estaban infectados, a los niños que habían perdido a sus padres y tutores a causa del ébola y a los millones que no estaban escolarizados.

Desde 2018, con el inicio de la segunda mayor epidemia de ébola jamás registrada, trabajamos en toda la región para prevenir la transmisión y proteger a los niños afectados. En un año, desde UNICEF formamos a más de 32.400 maestros sobre cómo enseñar a los niños a prevenir el ébola y cómo hacer de las escuelas un entorno protector.

Uganda, 2019. Un trabajador de la salud toma la temperatura de las personas alineadas en un centro de detección en la frontera con la República Democrática del Congo.
Uganda, 2019. Un trabajador sanitario toma la temperatura a las personas que hacen fila en un centro de detección en la frontera con República Democrática del Congo.

 

Coronavirus: COVID-19

La actual pandemia por COVID-19 ha alterado la vida familiar en todo el mundo. Los cierres de empresas y de escuelas, y las medidas de confinamiento ya están teniendo un fuerte impacto en las niñas y los niños y las repercusiones a largo plazo pueden poner en riesgo su seguridad, su bienestar y su futuro.

Por eso, desde UNICEF hemos hecho un llamamiento para que se adopten rápidamente medidas a nivel mundial, sin las cuales esta crisis sanitaria corre el riesgo de convertirse en una crisis de los derechos de la infancia.

Sudán del Sur, 2020: El UNICEF cuenta con una red de 2.500 movilizadores que trabajan durante todo el año para concienciar sobre la importancia de la higiene, la inmunización, la nutrición, la protección de los niños y la educación.
Sudán del Sur, 2020: Contamos con una red de 2.500 movilizadores que trabajan durante todo el año para concienciar sobre la importancia de la higiene, la inmunización, la nutrición, la protección y la educación de los niños.

 

En UNICEF trabajamos sobre el terreno en más de 190 países con gobiernos, trabajadores sanitarios y otros agentes en primera línea para mantener a los niños y niñas sanos, seguros y en la escuela, independientemente de quiénes sean o de dónde vivan.

La COVID-19 es una de las mayores luchas de nuestra historia y, sin embargo, es una lucha que juntos podemos ganar. ¿Estás con nosotros? 

Información proporcionada por Ruthia Yi, investigadora de Marca, UNICEF

Dona y ayúdanos a suministrar material sanitario para luchar contra el coronavirus.

Elige ahora tu aportación 

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:
CaixaBank ES88 2100 5731 76 0200257674