Urge la distribución de suministros en el Sahel para evitar que un millón de niños sufra desnutrición severa

Declaración del Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake

Se estima que un millón de niños de la región del Sahel, en el centro y oeste de África, está en riesgo de sufrir desnutrición severa en 2012 si la comunidad internacional no toma medidas.

Ocho países de la región del Sahel sufren esta crisis que afecta a los niños. La falta de lluvia y las malas cosechas provocarán en algunos países un adelanto del "período de escasez"-cuando se agotan los alimentos de la última cosecha-, que podría comenzar en marzo en vez de hacerlo en junio, como es habitual.

Cualquier reducción en la cantidad y calidad nutricional de los alimentos de los que dispone una familia tiene un impacto directo en los niños, especialmente en los más pequeños. Un número significativo de niños de la región del Sahel ya sufre desnutrición, convirtiéndoles en los más vulnerables. Ya estamos detectando niveles de desnutrición severa grave por encima del umbral de emergencia.

Los alimentos terapéuticos listos para usar son la mejor manera de tratar la desnutrición aguda severa en niños menores de cinco años, y conseguir así que puedan sobrevivir y recuperarse. El mayor desafío al que nos enfrentamos ahora es intentar conseguir cantidades suficientes de estos alimentos vitales para los niños ya que sus necesidades irán aumentando en los próximos meses.

Para prevenir una emergencia a gran escala en el Sahel, UNICEF y sus aliados deben comenzar a distribuir de inmediato en la región suministros vitales, antes de que sea demasiado tarde.

En 2010, el compromiso de los donantes, la generosidad de la población y el duro trabajo de los trabajadores humanitarios evitó una tragedia mayor en el Sahel. Juntos podemos hacerlo de nuevo. Pero debemos empezar ahora, porque la región es enorme, el reto es grande y la oportunidad se desvanece.

Los niños del Sahel que se encuentran hoy por hoy en riesgo no son meras estadísticas por las cuales podemos medir la magnitud de un potencial desastre humanitario. Son niñas y niños, y cada uno tiene el derecho a sobrevivir, prosperar y contribuir a mejorar sus sociedades. No debemos fallar.

 

Más información:

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF España, 609 160 051 / 91 378 95 55: dailo.alli@unicef.es