UNICEF: la inestabilidad en Malí supone un peligro para la salud de niños y madres

UNICEF  ha advertido de que la crisis en el norte de Malí ha aumentado dramáticamente el riesgo de contraer enfermedades como el cólera, el sarampión y la polio, y podría aumentar la mortalidad materna e infantil.

George Fom Ameh, Responsable de Salud de UNICEF en Bamako, asegura que se ha incrementado el riesgo de propagación de enfermedades prevenibles por vacunación como la poliomielitis y el sarampión.

La campaña prevista para la semana pasada contra la poliomielitis en el norte no pudo llevarse a cabo, y debido a que hay personas cruzando las fronteras existe la posibilidad de que introduzcan enfermedades de países vecinos.

Más de la mitad de todos los centros de salud han sido atacados y el número de profesionales de salud se ha reducido entre un 18 y un 27% con respecto a los existentes anteriormente. También preocupa la falta de atención especializada para las mujeres durante el embarazo y el parto, aumentando el riesgo de muertes maternas y de recién nacidos.

Nicolas Osbert, responsable de agua, salud, saneamiento e higiene de UNICEF en Bamako, dice que también es probable un aumento de casos de cólera.

En 2011, 55 personas murieron a causa de la enfermedad y se registraron 1.300 casos en cinco regiones: Gao y Tombuctú, en el norte; Ségou y Mopti en el centro, y Kayes en el oeste. Con mucha diferencia, el mayor número - 1.000 casos - se encontraban en el norte. El cólera es endémico en el país y debido a que el suministro de agua se ha visto afectado por la escasez de combustible en el norte, UNICEF se está preparando para hacer frente a un incremento del número de casos.

En 2011, África occidental y central sufrió una de las mayores epidemias de cólera en los últimos años, con 105.248 casos en 17 países y 2.898 muertes.

Se necesitarán medidas de prevención del cólera para unas 500.000 personas en Malí en las zonas de riesgo. Las medidas incluyen el aumento del nivel de cloro en las redes de agua, formar a las comunidades y la entrega de kits de agua, salud, saneamiento e higiene.

UNICEF ya ha distribuido kits de agua y saneamiento - que incluyen jabón y artículos de uso doméstico de tratamiento de agua - para 10.000 personas en las regiones de Gao, Tombuctú, Ségou y Mopti y se prepararán suministros adicionales antes de la temporada de lluvias que comienza en julio. UNICEF también está planificando una campaña de formación pública sobre el cólera y solicitará recursos adicionales para hacer frente a este problema grave.

En el sur del país, donde se encuentra el 87 por ciento de los niños en riesgo de desnutrición aguda severa, UNICEF está suministrando alimento terapéutico listo para usar. UNICEF continúa apoyando al Ministerio de Salud en el suministro de medicamentos y atención de la salud para las poblaciones del sur.

UNICEF ha hecho un llamamiento de 33 millones de dólares (25,84 millones de euros) para hacer frente a esta emergencia en Malí para los próximos seis meses, y hasta ahora ha recibido poco más de la mitad de esa cantidad. Además, se necesitan otros 4 millones de dólares (3,3 millones de euros) para hacer frente al cólera.

Más información:

Dailo Allí

Jefe de Prensa de UNICEF España, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: dailo.alli@unicef.es