UNICEF: el progreso demuestra que la desnutrición crónica infantil puede ser combatida

Uno de cada cuatro niños menores de 5 años sufre desnutrición crónica, que produce retraso en el crecimiento y otras secuelas

Un nuevo informe de UNICEF publicado hoy ofrece evidencias de que se está alcanzando un verdadero progreso en la lucha contra la desnutrición crónica, que produce retraso en el crecimiento y otras secuelas y es la cara oculta de la pobreza para 165 millones de niños menores de cinco años. El informe muestra que el progreso acelerado es posible y necesario.

Mejorar la Nutrición Infantil: Imperativo alcanzable para el progreso globalconfirma que la clave del éxito contra la desnutrición crónica está en centrar la atención en el embarazo y los dos primeros años de vida del niño. La desnutrición crónica en los niños no es sólo cuestión de baja estatura, sino que también puede implicar retraso en el desarrollo del cerebro y de la capacidad cognitiva.

"La desnutrición crónica puede eliminar oportunidades en la vida de un niño y también oportunidades de desarrollo de una nación", dijo el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. "Nuestras evidencias del progreso que se está alcanzando muestran que ahora es el momento de acelerarlo."

Uno de cada cuatro niños menores de 5 años en el mundo sufre retraso del crecimiento debido a la desnutrición crónica en los períodos cruciales de crecimiento. Se estima que el 80% de los niños con desnutrición crónica en el mundo viven en sólo 14 países.

El informe de UNICEF destaca los éxitos en la ampliación y mejora de las políticas de nutrición, programas y cambios de comportamiento en 11 países: Etiopía, Haití, India, Nepal, Perú, Ruanda, República Democrática del Congo, Sri Lanka, Kirguistán, República Unida de Tanzania y Vietnam.

El daño que la desnutrición crónica produce al cuerpo de un niño y a su cerebro es irreversible. Reduce el rendimiento en la escuela y en sus ingresos laborales en el futuro. Es una injusticia que a menudo se transmite de generación en generación y que recorta el desarrollo nacional. Los niños con desnutrición crónica tienen también un riesgo mayor que los demás niños de morir por enfermedades infecciosas.

Pero en algunas partes de la India -hogar de 61 millones de niños con desnutrición crónica– aún se está progresando. En Maharashtra, el estado más rico del país y el segundo más poblado, el 39% de los niños menores de dos años sufrían desnutrición crónica en el período 2005-2006. Esta cifra, sin embargo, se redujo al 23% en 2012, según una encuesta nutricional realizada en este Estado, en gran parte a través del apoyo a los trabajadores de base en la mejora de la nutrición infantil.

En Perú, la desnutrición crónica se redujo en un tercio entre 2006 y 2011 a raíz de una iniciativa contra la desnutrición infantil que incidió en los candidatos políticos a firmar un compromiso '5 en 5 por 5’ para reducir la desnutrición crónica en niños menores de 5 años en un 5 por ciento en 5 años y reducir las desigualdades entre las zonas urbanas y rurales. Perú se basó en su experiencia de éxito en proyectos más pequeños y nutrición integrada con otros programas. También se centró en los niños y las mujeres más desfavorecidos y en las estructuras de gobierno descentralizadas.

Etiopía redujo la desnutrición crónica del 57% al 44% y la mortalidad de menores de 5 años pasó de 139 muertes por cada 1.000 nacidos vivos a 77 por 1.000 entre 2000 y 2011. Los pasos clave de esta evolución incluyeron un programa nacional de nutrición, proporcionar una red de seguridad en las zonas más pobres y aumentar la asistencia nutricional a través de las comunidades.

La desnutrición crónica y otras formas de desnutrición se reducen a través de una serie de pasos simples y comprobados, como la mejora de la nutrición de las mujeres, la lactancia materna temprana y exclusiva, el suministro de vitaminas y minerales, así como la alimentación apropiada -sobre todo en el embarazo y los dos primeros años de vida del niño.

El informe afirma que las soluciones existentes y la labor de nuevos aliados, entre ellos el movimiento Scaling Up Nutrition, crean una oportunidad sin precedentes para hacer frente a la desnutrición infantil a través de la aceleración del progreso en los países, a través de proyectos coordinados con el apoyo de donantes y con objetivos medibles.

Link al informe en inglés:

http://www.unicef.es/actualidad-documentacion/publicaciones/improving-child-nutrition-achievable-imperative-global-progre

Más información:

Peter Smerdon, UNICEF New York, Tel + 1 212 303 7984psmerdon@unicef.org

Sarah Crowe, Portavoz para el Director Ejecutivo, Tel: +1 646 209 1590, scrowe@unicef.org

Comunicación, UNICEF España, Tel: + 34 609 160 051 / 91 378 95 55