República Democrática del Congo ha sido declarada libre de ébola: ningún nuevo caso en los últimos 42 días

"La epidemia, que había sido declarada el domingo 24 de agosto de 2014 de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional, se controló en 40 días y continuamos el seguimiento por un período de seguridad de 42 días adicionales sin que se haya registrado ningún nuevo caso positivo confirmado", declaró Félix Kabange Numbi Mukwampa, Ministro de Salud Pública de República Democrática del Congo (RDC), en la conferencia de prensa que ofreció para declarar el fin de la epidemia de ébola en el país. El brote de ébola en República Democrática del Congo alcanzó a 66 casos confirmados o sospechosos y provocó 49 muertes.

El brote epidémico de ébola se desató en el territorio de Boende en la provincia de Equateur, más específicamente en el área de Djera, a más de 1.200 km de la capital, Kinshasa. El brote se produjo en un contexto particular en un momento en el que África occidental ya se enfrentaba a una epidemia de ébola en Guinea, Sierra Leona y Liberia. En su respuesta a la crisis, República Democrática del Congo se enfrentó a dos retos principales. En primer lugar evitar la importación de un caso de ébola desde África Occidental mientras que se luchaba al mismo tiempo contra la epidemia que se había declarado en Djera.

Gracias a la rápida y coordinada respuesta no hubo ningún caso de ébola importado de África Occidental y la epidemia en Djera pudo ser controlada. Para responder a la epidemia, el gobierno de RDC con el apoyo de sus aliados actuó en tres frentes. En primer lugar, el enfoque comunitario que implica la apropiación de la lucha por parte de las comunidades de base a través de campañas como la de ‘pueblo a pueblo’ y ‘ni un hogar sin desinfectante’. Después la respuesta médica, incluyendo los servicios de salud gratuitos para todos y la atención de calidad en los centros de tratamiento de ébola. Por último, funerales con garantías de seguridad durante el período de la epidemia con el fin de evitar cualquier contaminación.

El Ministro de Salud agradeció el compromiso a sus equipos. También agradeció a todos los aliados técnicos y financieros por su firme apoyo durante la respuesta que se puso en marcha para luchar contra la enfermedad. En su lucha contra el ébola, RDC pudo contar con expertos congoleños entrenados y sus equipos, que fueron desplegados rápidamente en la zona afectada gracias al apoyo de la MONUSCO, UNHAS (PMA) y Aviación Sin Fronteras (ASF-F), bajo la supervisión del Comité de Coordinación Técnica y Científica.

UNICEF con sus aliados ha apoyado la respuesta mediante el envío de más de 40 toneladas de equipamiento médico y de higiene. Sylvie Fouet, Representante Adjunta del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), dijo: "Por otra parte, hemos invertido fuertemente con nuestros aliados en concienciar a la comunidad. Este esfuerzo de comunicación debe continuar'.

El Representante del PMA en República Democrática del Congo, Pablo Recalde, dijo que estaba "orgulloso de la fuerte contribución del PMA al esfuerzo nacional para detener la epidemia" y felicitando al Gobierno, espera que "no vamos a olvidar que a pesar de que el apoyo alimentario, la logística y el transporte aéreo ha sido fundamental en la respuesta, es en última instancia el excelente liderazgo del gobierno congoleño lo que ha marcado la diferencia".

Gracias a la experiencia adquirida durante los 6 brotes anteriores de ébola desde 1976, los profesionales congoleños de la salud han demostrado su experiencia en el terreno. Se pusieron a trabajar para contener la enfermedad y son capaces de compartir sus conocimientos y experiencia con los países afectados de África occidental. Es en este contexto que los equipos multidisciplinarios se formaron con el apoyo de UNICEF y la OMS para ser capaces de responder a cualquier brote futuro en República Democrática del Congo y para desplegarse en Liberia, Guinea y Sierra Leona.

Es importante señalar que en la respuesta contra el ébola y otras enfermedades, la participación comunitaria es crucial. De hecho, las familias han participado activamente en el control de la enfermedad mediante la puesta en práctica de conductas efectivas de lavado de manos con jabón y agua limpia, gracias a los mensajes que se comunican a través de medios de comunicación y la radio local. También se han establecido tres líneas directas por los operadores móviles (Tigo, Vodacom y Airtel) para hacer frente a todas las inquietudes de la población. Es gracias a la estrecha colaboración con las comunidades y su apropiación de la respuesta que la lucha contra el ébola en República Democrática del Congo fue un éxito.

Más información:

Yves Willemot, Chef Communication/UNICEF RDC, +243 81 88 46746, ywillemot@unicef.org 

Bibiane Ambongo, Communication Specialist/UNICEF Kinshasa, +243 81 8803007, bambongo@unicef.org

Dr Lomamy Shodu, Conseiller médical/Cabinet du Ministre de la santé, Lomamyshodu@gmail.com

Olivier Le Blanc, External Relations, Reports and Communication Officer/WFP, +243 81 701 1465, olivier.leblanc@wfp.org

Claude Kalinga, Public Information Officer/WFP, +243 81 700 6714, claude.kalinga@wfp.org