Pese a la marcada disminución de las muertes por neumonía del último decenio, aún queda mucho por hacer

Con motivo de la celebración del sexto Día Mundial contra la Neumonía, UNICEF señaló que la marcada disminución de las muertes debidas a esa enfermedad demuestra la eficacia de las estrategias para derrotarla. Sin embargo, el organismo internacional también indicó que aún queda mucho por hacer para evitar que cientos de miles de niños mueran anualmente como consecuencia de esa enfermedad prevenible.

La neumonía sigue siendo una de las principales causas de mortalidad infantil, ya que representa el 15% de las muertes, o aproximadamente 940.000 niños al año, pero la mortalidad debido a la enfermedad ha disminuido en un 44% desde 2000, según cifras publicadas recientemente por UNICEF.

“La neumonía sigue siendo una enfermedad muy peligrosa, que mata a más niños menores de cinco años que el VIH/SIDA, la malaria, las heridas y lesiones y el sarampión combinados”, apuntó Mickey Chopra, jefe de los programas mundiales de salud de UNICEF. “Pese a la disminución del número de muertes, esa enfermedad sigue causando casi un millón de muertes por año, de manera que no podemos bajar la guardia. El mayor factor de riesgo es la pobreza, y eso significa que tenemos que orientar nuestra labor a todos y cada uno de los niños del mundo, por muy marginados que estén”.

Las cifras más elevadas de muertes debidas a la neumonía se registran en las comunidades rurales pobres. Una de las principales causas de esa enfermedad es la contaminación del aire en las viviendas: los niños que viven en hogares donde se emplean para cocinar o para la calefacción combustibles sólidos, como la madera, el carbón o el estiércol, corren grave peligro. El hacinamiento en las viviendas es otra de las causas de los niveles elevados de neumonía. Además, los niños pobres tienen menos probabilidades de estar inmunizados contra el sarampión y la tos ferina, que son dos causas principales de la neumonía.

Debido a que el diagnóstico y tratamiento tempranos de la neumonía, así como el acceso a la atención de la salud, pueden salvar vidas, es necesario que las estrategias que se empleen estén dirigidas a las comunidades de bajos recursos.

Pese a que el aumento del empleo de vacunas contra la neumonía, en especial en los países de bajos ingresos, ha logrado buenos resultados en la lucha contra la enfermedad, aún persisten disparidades, incluso en los países con amplia cobertura de inmunización.

”Para reducir el número de muertes prevenibles debidas a la neumonía es imprescindible eliminar las disparidades en materia de tratamiento entre los pobres y los más acomodados”, añadió Chopra. “Cuanto antes nos concentremos en las causas y las soluciones ya conocidas, más rápidamente podremos controlar este flagelo para la infancia”.

La División de Suministros de UNICEF hizo hoy un llamamiento a los innovadores del mundo para que produzcan medidores de la frecuencia respiratoria mejores y más económicos que faciliten el diagnóstico oportuno de la neumonía, así como su tratamiento inmediato.

Existe un tratamiento simple que ha dado excelentes resultados y que consiste en que agentes sanitarios capacitados de las comunidades administren a los niños enfermos el antibiótico amoxicilina en tabletas de fácil ingestión, como parte de un programa integral de tratamiento individualizado a nivel comunitario. Si se aumentara la disponibilidad de tratamientos y medicamentos igualmente económicos se ayudaría a reducir la disparidad en materia de tratamiento, en especial las carencias de los sectores de la población a los que resulta difícil prestar servicios.

También se puede reducir la incidencia de la neumonía mediante otras medidas simples, como la lactancia materna temprana y exclusiva; el lavado de las manos con jabón; la vacunación; y el suministro de micronutrientes.

Campaña ‘Ahora no podemos parar’ de UNICEF Comité Español

Para seguir avanzando en la lucha por la supervivencia infantil en todo momento y en todas las situaciones, UNICEF Comité Español ha puesto en marcha su campaña Ahora no podemos parar que, hasta principios de 2015, pretende trasladar a nuestra sociedad los avances realizados y los grandes retos pendientes para seguir salvando vidas.

Los índices de supervivencia infantil han mejorado radicalmente: en 1990, 12,7 millones de niños menores de cinco años murieron por causas que podemos evitar; en 2013 esta cifra fue de 6,3 millones. Es una reducción de casi la mitad, pero a pesar de los avances, más de 17.000 niños menores de cinco años mueren cada día por causas que se pueden evitar con medidas tan sencillas como tener vacunas, agua o una nutrición adecuada.

Para contribuir al trabajo de UNICEF contra la mortalidad infantil:

Envío de SMS con la palabra UNICEF al 28028*: 1,20 euros íntegros para UNICEF. Con esta cantidad se puede vacunar a un niño contra varias enfermedades mortales, o costear el tratamiento contra la desnutrición para un niño durante un día.

Web: www.unicef.es/ahoranopodemosparar/

Teléfono: 902 31 41 31

*IMPORTE DEL SERVICIO DE SMS 1,20€ ÍNTEGRO PARA UNICEF. Válido para Movistar, Vodafone, Orange, Yoigo y Euskaltel. Número sin fines comerciales. Operado por UNICEF. N.atn.clte: 902228028, sms@unicef.es. Información legal y protección de datos: www.unicef.es

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.  

Más información:

Raquel Fernández

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: comunicacion@unicef.es