Los niños refugiados y migrantes, en riesgo debido a la ola de frío que azota Europa

NUEVA YORK / MADRID, 20 de enero 2017- Los niños refugiados y migrantes están en riesgo de sufrir enfermedades respiratorias y otras enfermedades graves, e incluso de morir por hipotermia, debido a la ola de frío y las tormentas que azotan el Este, Centro y Sur de Europa.
Los niños refugiados y migrantes, en riesgo debido a la ola de frío que azota Europa

Se estima que en Grecia y los Balcanes unos 23.700 niños refugiados y migrantes siguen atrapados, la mayoría procedentes de Siria, Irak y Afganistán. Entre ellos hay bebés y recién nacidos. Muchos están alojados en refugios no acondicionados para el invierno, pese a las temperaturas bajo cero de estos días.

Algunas zonas de Grecia (especialmente las islas, donde miles de refugiados se alojan en tiendas endebles), han sufrido fuertes nevadas por primera vez en años. UNICEF continúa reclamando que los refugiados y migrantes que permanecen en los campos de las islas, masificados y sin servicios, sean trasladados a instalaciones del interior más apropiadas y seguras.

“Los riesgos de salud que afrontan los niños no se deben solo al frío, sino también a la difícil situación que sufren los refugiados y migrantes, víctimas de la incertidumbre y los retrasos en sus procesos de solicitud de asilo”, dijo Basil Rodrigues, asesor regional de salud de UNICEF para Europa Central y del Este. “Están en un ‘limbo’ que repercute en la salud de los niños, agravando su sufrimiento”.

El cierre de fronteras -que deja a personas atrapadas-, la lentitud en la toma de decisiones políticas, la escasa coordinación entre países, la burocracia y unos sistemas de protección sobrecargados están dificultando las condiciones de vida de los refugiados y migrantes, ahora agravadas por la ola de frío.

“Ninguna razón justifica que pasen otro invierno a la intemperie. Es inhumano”, asegura Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF Comité Español. “El frío puede matar, pero la indiferencia también”.

La masificación y un aislamiento pobre hacen que los refugios sean especialmente insalubres, y facilitan que las enfermedades respiratorias se extiendan rápidamente cuando llega el frío. Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha comenzado la temporada de gripe en Europa.

Sin un refugio adecuado y sin ropa de abrigo, los niños pequeños están en peligro real debido al clima extremo”, dijo Rodrigues. “Los bebés y los más pequeños tienen menos grasa corporal que les aísle del frío, y por eso son más propensos a sufrir problemas respiratorios e infecciones virales y bacterianas que pueden ser potencialmente mortales, como la neumonía y la gripe”.

Las medidas de UNICEF para afrontar el invierno en Croacia, Serbia, Eslovenia y la antigua República Yugoslava de Macedonia están ayudando a que los niños y las mujeres permanezcan calientes.

En Bulgaria, UNICEF ha dado apoyo a 1.100 niños en centros de recepción con conjuntos completos de ropa de invierno. En los Balcanes, desde finales de 2015 y principios de 2016 los puntos de apoyo a las familias y niños, los espacios amigos de la infancia y los espacios para madres y bebés pasaron de las estructuras ligeras iniciales a instalaciones prefabricadas climatizadas y acondicionadas para el invierno, o se trasladaron a estructuras permanentes. UNICEF también está distribuyendo ropa de invierno y otros suministros esenciales para mujeres y niños, usando equipos móviles en algunos lugares.

Para descargar material audiovisual, pinchar aquí.  

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español
609 16 00 51/ 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es