Los niños de la República Centroafricana necesitan con urgencia una solución, esperanza y financiación

En las últimas 72 horas, la violencia sin sentido ha provocado muchas muertes y ha elevado la tensión en toda la República Centroafricana,  horas antes de las elecciones que tienen lugar hoy para elegir un presidente interino del país.

Esta violencia ha provocado en Bouar la muerte de tres niños y 19 adultos que fueron atacados mientras huían del norte. Este fin de semana Cruz Roja ayudó a enterrar a unas 50 personas que murieron cerca de Boyali, Boali y Bossembele por enfrentamientos entre comunidades. Ayer por la mañana dos hombres murieron tras ser atacados con hachas y piedras por parte de un grupo de Bangui, y posteriormente sus cuerpos fueron quemados en mitad de una calle llena de transeúntes en la que también había niños.

"En los últimos meses los niños de la República Centroafricana han padecido una violencia terrible, sufrimiento y miedo", ha dicho desde Bangui el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. "Han sufrido golpes mortales y heridas, y han sido testigos de cosas terribles que ningún niño debería ver, y mucho menos soportar. Demasiados niños se han visto desplazados de sus hogares, separados de sus familias y reclutados por grupos armados".

Unos 2,3 millones de niños sufren el conflicto en el país, siendo obligados a dejar sus hogares cerca de medio millón de niños y niñas en el último año, mientras que muchos se encuentran escondidos en los bosques con poco o ningún acceso a servicios básicos o ayuda humanitaria. Las escuelas de todo el país están cerradas, los centros de salud han sido saqueados y los sistemas de agua han sido destruidos. La temporada de lluvias, que comienza en marzo, empeorará una situación humanitaria que ya es precaria para cientos de miles de personas que viven en campos de desplazados internos en todo el país.

Hoy la Unión Europea y las Naciones Unidas están participando conjuntamente en Bruselas en una reunión de alto nivel sobre la respuesta humanitaria y las necesidades de financiación para la República Centroafricana. Y en Ginebra, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU está celebrando una sesión especial sobre la República Centroafricana.

UNICEF pide que los niños estén en el centro de la respuesta y que aumente la inversión dirigida a ellos, si es que de alguna manera existe la posibilidad de reconstruir los sistemas de salud, educación y servicios comunitarios que protegen y alimentan a los niños. Esto requerirá tiempo, compromiso y recursos. El trabajo debe comenzar ahora.

“La República Centroafricana se encuentra en una encrucijada. Lo que hagamos ahora o dejemos de hacer tendrá un impacto en los próximos años, no sólo en las vidas de los niños, sino también en toda la sociedad", dijo Lake. "Si centramos con urgencia la atención, los recursos financieros y la voluntad política de todo el mundo, se podrá recuperar la infancia de los niños de la República Centroafricana para poder lograr un impacto positivo en sus vidas y, por tanto, para el futuro de toda la sociedad."

Más información:

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / comunicacion@unicef.es