La caída de la escolarización de niños sirios es la ‘peor y más rápida en la historia de la región’

La caída del número de niños sirios escolarizados ha sido la más grave y rápida en la historia de la región, según un nuevo informe publicado hoy.

"La educación Interrumpida" destaca que desde 2011 casi 3 millones de niños de Siria se han visto obligados a abandonar sus estudios debido a que los enfrentamientos han destruido sus aulas, a que los niños tienen miedo de ir a la escuela, o porque las familias han huido del país. Los progresos realizados en las últimas décadas se han perdido en menos de tres años.

El documento es el primero en cuantificar la magnitud de la caída de la escolarización en un país donde la tasa de asistencia escolar primaria se situaba en un 97% antes de que comenzara el conflicto en 2011.

Más de 1.000 días de sangriento combate en Siria han provocado que millones de niños pierdan su educación, sus escuelas y sus maestros.

En el mejor de los casos, los niños tendrán acceso a educación de manera esporádica. En el peor, abandonarán la escuela y se verán obligados a trabajar para mantener a sus familias.

Dentro de Siria, 1 de cada 5 escuelas no se pueden utilizar debido a que han sido dañadas, destruidas o están siendo utilizadas como refugio por los desplazados internos, señala el documento. En los países que acogen a refugiados sirios, entre 500.000 y 600.000 niños refugiados sirios no pueden ir a la escuela.

Las zonas más afectadas dentro de Siria son aquellas afectadas por la violencia, como  A-Raqqa, Idlib, Aleppo, Deir Ezzour, Hama, Dera’a y las zonas rurales de Damasco. En algunas de estas áreas las tasas de asistencia a la escuela se han desplomado hasta un  6%.

Siria tenía uno de los mayores niveles de escolarización antes del conflicto, sin embargo, en menos de tres años se ha producido un fuerte retroceso en acceso a la educación provocando consecuencias nefastas para el futuro.

El documento detalla algunos de los factores que han contribuido al rápido vaciamiento de las aulas.

Dentro de Siria, el recrudecimiento de la violencia, el gran desplazamiento de la población, el asesinato y fuga de profesores y la destrucción y mala utilización de las escuelas han hecho que sea más difícil el aprendizaje de los niños. Muchos padres aseguran que no tienen más opción que mantener a sus hijos en casa sin  arriesgarse a enviarlos a la escuela.

En los países vecinos, los diferentes idiomas y dialectos, los diferentes planes de estudio, los limitados o inexistentes espacios de aprendizaje, la inseguridad, la pobreza y las tensiones de la comunidad están separando a los niños de las escuelas. Mientras tanto, los niños y maestros de las comunidades de acogida se enfrentan a aulas superpobladas y al aumento de la presión sobre los sistemas educativos.

El documento también establece acciones críticas que, si se llevan a cabo ahora, podrían revertir la situación. Estas incluyen: 

  • Protección de las infraestructuras educativas dentro de Siria, incluyendo poner fin al uso de las escuelas con fines militares, declarando las escuelas como zonas de paz, y controlar a las partes en conflicto que violan la protección de las escuelas.
  • Duplicar la inversión internacional en los sistemas educativos de los países de acogida para ampliar y mejorar los espacios de aprendizaje, contratar más maestros y reducir los costes de escolarización.
  • Enfoques innovadores para superar las necesidades de educación de los niños refugiados sirios a través de certificados transferibles para estudiantes refugiados.
  •  Ampliación de los modelos probados, como el aprendizaje en el hogar, centros de aprendizaje no formales y espacios amigos de la infancia que proporcionan apoyo psicosocial a los niños

Más información:

Dailo Alli, UNICEF Comité Español, +34 609 160 051 dailo.alli@unicef.es

Juliette Touma, UNICEF, +962 79 867 4628, jtouma@unicef.org

Marixie Mercado, UNICEF,+41 22 909 5716; Mobile +41 79 756 7703, mmercado@unicef.org