El Foro Mundial sobre la Educación aprueba la Declaración sobre el Futuro de la Educación

NOTA DE PRENSA CONJUNTA

El Foro Mundial sobre la Educación, que ha concluido hoy en Incheon (República de Corea), ha aprobado una visión transformadora de la educación para los próximos quince años. La Declaración de Incheon ha sido bien recibida por la comunidad educativa mundial, incluyendo a los ministros de más de 100 países, organizaciones no gubernamentales y grupos juveniles. Anima a los países a proporcionar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y oportunidades de aprendizaje para toda la vida para todos. La declaración será la base de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que serán ratificados por Naciones Unidas en septiembre.

“Esta declaración es un gran paso hacia delante”, declaró Irina Bokova, directora general de la UNESCO. “Refleja la determinación de garantizar que todos los niños y jóvenes adquieran el conocimiento y las habilidades que necesitan para vivir con dignidad, alcanzar su potencial y contribuir a sus sociedades como ciudadanos globales responsables. Anima a los gobiernos a proporcionar oportunidades de aprendizaje a través de la vida, para que la gente pueda seguir creciendo y desarrollándose. Afirma que la educación es la clave para la paz global y el desarrollo sostenible”.

La Declaración de Incheon se basa en el movimiento mundial Educación para Todos (EFA, por sus siglas en inglés), iniciado en Jomtien (Tailandia) en 1990 y repetido en Dakar (Senegal) en 2000. La EFA –y el Objetivo de Desarrollo del Milenio de educación- dieron lugar a un progreso significativo, pero muchos de sus objetivos, incluyendo el acceso universal a la educación primaria, siguen sin cumplirse. Actualmente 58 millones de niños siguen sin ir a la escuela, la mayoría de ellos niñas. Además 250 millones de niños no están aprendiendo habilidades básicas, aunque la mitad de ellos ha ido al menos cuatro años en el colegio. La Declaración de Incheon debe terminar los ambiciosos programas de la EFA y los Objetivos del Milenio.

“Si esta generación de niños va algún día a reducir las desigualdades e injusticias que afligen hoy al mundo, debemos dar a nuestros niños una oportunidad justa para aprender. Esta debe ser nuestra visión colectiva y nuestro compromiso”, dijo el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

La Declaración de Incheon se pondrá en marcha mediante elMarco de Acción para la Educación 2030, una hoja de ruta que los gobiernos tienen que adoptar antes de final de año. Proporcionará orientación sobre los marcos legales y estrategias políticas para la educación, basándose en los principios de responsabilidad, transparencia y gobierno participativo. La implementación efectiva requerirá una coordinación regional fuerte y una evaluación y seguimiento rigurosos de la agenda de la educación. También requerirá más financiación, especialmente en los países más alejados de la educación inclusiva y de calidad. La declaración y el marco de acción instarán a los países a establecer objetivos de gasto apropiados y aumentar la Ayuda Oficial al Desarrollo para los países de bajos ingresos.

En la ceremonia de clausura intervinieron Susan Hopgood, presidenta de la Internacional de la Educación, Kishore Singh, relator especial sobre el derecho a la educación, Mohamed Samer Amr, presidente del Consejo Ejecutivo de la UNESCO, Georg Kell, director ejecutivo del Pacto Mundial de Naciones Unidas, António Gutierres, alto comisionado de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (a través de un vídeo), Geeta Rao Gupta, directora ejecutiva adjunta de UNICEF, Keith Hansen, vicepresidente de Prácticas Mundiales del Grupo del Banco Mundial, Michaëlle Jean, secretaria general de La Francophonie, Hwang Woo Yeo, vice Primer Ministro de la República de Corea, e Irina Bokova, directora general de la UNESCO.

“Todos estamos de acuerdo en que cada estudiante tiene derecho a una educación de calidad, gratuita y pública”, dijo Susan Hopgood, presidenta de la Internacional de la Educación –organización que representa a más de 30 millones de profesores y trabajadores de la educación en todo el mundo. “Sin embargo, para cumplir cualquier objetivo educativo se debe garantizar en todas las aulas que los estudiantes cuentan con un profesorado cualificado, motivado y apoyado. Para poner en marcha el Marco de Acción para la Educación 2030 y mejorar la calidad de la educación, es fundamental que nuestros sistemas educativos se transformen en sistemas que fomenten una cultura abierta y de colaboración”.

La educación es esencial para lograr los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible. Es necesario erradicar la pobreza, impulsar la prosperidad compartida y el crecimiento económico amplio, y construir sociedades tolerantes y pacíficas. La Declaración de hoy demuestra el compromiso común de ofrecer esta visión. Muestra cómo la educación puede transformar vidas.

Declaraciones de los co-organizadores

Agencia de la ONU para los Refugiados (UNHCR)

“Tenemos la responsabilidad colectiva de garantizar que los planes educativos tengan en cuenta las necesidades de algunos de los niños y jóvenes más vulnerables del mundo –refugiados, desplazados internos, niños sin patria y niños cuyo derecho a la educación se ha visto comprometido por la guerra y la inseguridad. Estos niños son la clave para un futuro seguro y sostenible, y su educación nos importa a todos”. António Gutierres, alto comisionado de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados.

Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)

“Juntos, debemos promover y proteger el derecho a la educación de cualquier persona, y garantizar que la educación de calidad llegue a todos e inculque valores de paz, justicia, derechos humanos e igualdad de género. Estamos orgullosos de haber participado en el Foro Mundial sobre la Educación y nos comprometemos a sacar adelante el nuevo programa de acción sobre la educación para todos en 2030”. Babatunde Osotimehin, director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

ONU Mujeres

“La Declaración de Incheon nos compromete a una educación no discriminatoria que reconoce la importancia de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres para un desarrollo sostenible. Es una oportunidad fundamental para nosotros de trabajar juntos, en todos los sectores, hacia el cumplimiento de la promesa de Educación para Todos de sociedades pacíficas, justas y equitativas. Un mundo en el que las personas sean iguales solo puede lograrse si nuestra educación también enseña esto de manera universal”. Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres y secretaria general adjunta de Naciones Unidas.

Grupo del Banco Mundial

"Estamos muy contentos de haber establecido aquí en Incheon una meta ambiciosa para garantizar que todos los niños, en todas partes, no solo van a la escuela, sino que tienen una educación de calidad y aprenden las habilidades que necesitan para llevar vidas saludables y productivas, y darse cuenta de su potencial. Una educación de calidad es un derecho fundamental esencial para terminar con la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida. Para realizar ese derecho el Grupo del Banco Mundial –como principal proveedor de ayuda oficial al desarrollo para educación- está ayudando a los países a movilizar todos sus recursos disponibles y ligar la financiación a resultados medibles para promover el aprendizaje para todos”. Keith Hansen, vicepresidente de Prácticas Mundiales del Grupo del Banco Mundial.

Más información:

Elissa Jobson, UNICEF Nueva York, +1 917 930 4521, ejobson@unicef.org     

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español 609 160 051/91 378 95 55 bvicente@unicef.es