El Embajador de Buena Voluntad Novak Djokovic visita en Serbia a niños migrantes y refugiados

El Embajador de Buena Voluntad de UNICEF Novak Djokovic visitó un espacio amigo de la infancia de UNICEF en Belgrado, donde conoció a algunos de los niños migrantes y refugiados que han llegado a la República de Serbia en su viaje hasta Europa occidental.

El jugador quedó profundamente conmovido por la situación de los niños, que constituyen casi la tercera parte de la población refugiada y migrante. La mayoría huye de la violencia en Siria, Afganistán e Iraq.

“Estos niños han estado viajando con sus familias durante días, soportando un calor abrasador y noches frías y lluviosas. Están físicamente exhaustos y traumatizados psicológicamente”, dijo Djokovic. “Los espacios amigos de la infancia de UNICEF les proporcionan un lugar seguro donde descansar, jugar y recibir atención psicosocial por parte de profesionales”.

Desde principios de año, 129.947 personas se han registrado en Serbia como solicitantes de asilo. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, estima que al menos el mismo número de personas ha pasado por Serbia sin registrarse.

UNICEF ha establecido dos espacios amigos de la infancia, equipados con materiales educativos y juguetes: uno en el pueblo de Presevo, cerca de la frontera con la antigua República Yugoslava de Macedonia, y el segundo en la capital, Belgrado. Cada uno de los centros tiene capacidad para que 50 niños a la vez puedan jugar y recibir apoyo psicosocial.

Casi 1.100 niños, la mayoría de entre 6 y 10 años, han descansado y jugado en estos espacios hasta ahora. Benefician a los niños y también ayudan a sus padres, que han recorrido con ellos largas distancia y agradecen el cuidado que reciben.

Para responder a la actual crisis, UNICEF Serbia ha contratado a más trabajadores sociales en Presevo y Belgrado, que están ayudando a identificar a las familias y niños más vulnerables y les proporcionan la ayuda adecuada. También están ayudando a desarrollar procedimientos estándares sobre qué hacer cuando se identifican menores no acompañados.

Se han habilitado dos salas de lactancia en Presevo y Belgrado donde las madres pueden alimentar a sus bebés y recibir información sobre lactancia materna. Unos 200 bebés y niños pequeños también recibirán alimentos diariamente en estos centros, y se revisará su estado nutricional.

Para contribuir a la protección física de los migrantes y refugiados, UNICEF y sus aliados están proporcionando información sobre minas terrestres, ya que muchas familias están viajando a través de Croacia, donde quedan minas terrestres y artefactos explosivos sin detonar debido a los conflictos recientes.

“Los niños migrantes y refugiados deben ser protegidos de manera adecuada en línea con la Convención sobre los Derechos del Niño,” dijo Djokovic. “Estos y muchos otros niños refugiados y migrantes en Europa están viviendo en malas condiciones. Muchos están durmiendo al aire libre. Y con la llegada del invierno está en riesgo la salud de los niños pequeños”.

Y añadió: “Está claro que la mejor manera de ayudar a estos niños en situación desesperada es a través de una acción coordinada para atajar las causas de este enorme movimiento – a través de unos esfuerzos diplomáticos más enérgicos para acabar con los conflictos, y proporcionando a los países de origen apoyo humanitario y para su desarrollo”.

Más información:

Marissa Buckanoff, UNICEF Nueva York, +1 917-345-6425, mbuckanoff@unicef.org

Rita Ann Wallace, UNICEF Nueva York, +1 212-326-7586, Móvil: 1 917-213-4034, rwallace@unicef.org

Jadranka Milanovic, UNICEF Serbia, Tel: + 381 63 336 283; jmilanovic@unicef.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55;  comunicacion@unicef.es