Declaración sobre la situación de los niños refugiados y migrantes en Hungría

UNICEF está en contacto con el Representante Permanente de Hungría ante la ONU en Nueva York, para analizar cómo se debe proteger de manera adecuada a los niños refugiados y migrantes, en línea con los compromisos del país con la Convención sobre los Derechos del Niño.

La Convención exige que los gobiernos tomen las medidas necesarias para proteger a todos los niños y que proporcionen un apoyo especial a los niños que están refugiados o pidiendo asilo.
 
UNICEF también ha ofrecido al gobierno de Hungría apoyo para fortalecer la protección de los niños refugiados y migrantes, tras los violentos enfrentamientos del miércoles en la frontera entre Hungría y Serbia, y ante los informes de que la nueva ley introducida por Hungría podría conllevar la detención, persecución y separación de sus padres de los niños que lleguen al país.
 
Este apoyo por parte de UNICEF incluiría:
  • Ayudar con el apoyo psicológico a los niños a través de equipos móviles y espacios amigos de la infancia en los centros de recepción y en otras zonas donde se agrupan las familias.
  • Apoyo en la identificación de niños separados y no acompañados, y en la reunificación de familias.
  • Apoyo técnico y orientación para fortalecer los sistemas que puedan determinar el interés superior de los niños que se están moviendo por el país.
UNICEF urge al gobierno de Hungría a poner siempre en primer lugar el interés superior de los niños refugiados y migrantes en todas las decisiones que les afecten. Los niños no deberían ser criminalizados por ser refugiados o migrantes, ni ser separados de sus familias. Estos niños ya han experimentado un enorme sufrimiento en sus viajes, y ahora deben ser tratados con dignidad y recibir toda la atención, protección y comprensión que necesitan.
 
Nadie debería poner a los niños en riesgo de sufrir ningún daño. Las escenas que vimos el miércoles, con niños atrapados en medio de la violencia y los disturbios, no deberían repetirse nunca.
 
UNICEF también insta a todos los estados miembros de la UE a moverse rápido y proporcionar a los niños refugiados y migrantes la protección y asistencia a la que tienen derecho. Ningún país puede cargar con esta responsabilidad él solo.

Más información:

Sarah Crowe, UNICEF en Ginebra, Tel: +1 646 209 1590; scrowe@unicef.org
John Budd, UNICEF Nueva York, Tel: +1 917 9099542; jbudd@unicef.org
Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, 609 160 051 / 91 378 95 55, bvicente@unicef.es