Declaración de UNICEF sobre los resultados de la Cumbre de la UE con Turquía

Tras la cumbre de la UE con Turquía, UNICEF reitera que el principio humanitario fundamental de “no hacer daño” debe guiar a las autoridades de Europa, los Balcanes y Turquía en la aplicación de las decisiones adoptadas, relativas a la protección de los niños refugiados y migrantes. 

Aunque los detalles de cómo se va a llevar a cabo este nuevo plan siguen sin estar claros, UNICEF recuerda a los Estados sus siguientes responsabilidades y obligaciones:

  • Ante todo, garantizar el derecho de los niños a solicitar protección internacional.
  • Los niños no deberían ser retornados a sus países de origen si corren riesgos como la detención, el reclutamiento forzoso, el tráfico o la explotación.
  • Desarrollar canales seguros y legales para los niños que escapan del conflicto y la guerra, a través de medidas apropiadas como la reunificación familiar, para evitar que los niños, especialmente los no acompañados, recurran a contrabandistas o traficantes en busca de seguridad.

En estos momentos la grave situación que se vive en las fronteras de Grecia y la antigua República Yugoslava de Macedonia es inaceptable para los niños, que ahora conforman la mayoría de quienes están en la frontera de Idomeni, en el norte de Grecia.

Los niños ya han soportado demasiado: han escapado de la guerra y del conflicto, y lo han hecho a través de un camino peligroso. Tener que dormir a la intemperie, sin acceso a los servicios básicos y sin saber si podrán avanzar o retroceder, es otro golpe más para ellos.

Los niños desatendidos corren un mayor riesgo de ser víctimas de traficantes o contrabandistas, y sus derechos deben ser una prioridad.

En UNICEF estamos preparados para apoyar al gobierno de Grecia a encontrar soluciones inmediatas para los niños refugiados y migrantes.

Más información:

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, 609 160 051 / 91 378 95 55, bvicente@unicef.es