Decenas de niños han sido asesinados y llevados por la fuerza en ataques violentos en Sudán del Sur

Decenas de niños han sido asesinados, al menos 12 violados y otros tantos llevados por la fuerza y reclutados durante una serie de ataques que han tenido lugar en Sudán del Sur en las últimas dos semanas, según los testimonios que ha recibido UNICEF.

De acuerdo a decenas de testimonios de personas que han huido de aldeas en llamas, los niños han sido víctimas y también han llevado a cabo los actos de violencia recientes en el estado de Unidad, en los que hombres y niños armados, vestidos de militares o de civiles, han sido responsables de la destrucción masiva de vidas y propiedades.

Los supervivientes contaron a personal de UNICEF como aldeas enteras han sido quemadas y reducidas a cenizas por grupos armados, mientras que un gran número de niñas y mujeres han sido violadas y asesinadas públicamente– incluyendo algunas de apenas siete años. Al menos 19 niños – algunos tan solo de diez años- y siete niñas han sido asesinados. Otros han sido mutilados o reclutados para unirse al combate y cuidar el ganado robado.

El representante de UNICEF en Sudán del Sur, Jonathan Veitch dijo que los testimonios de varios testigos muestran una fotografía terrorífica de la situación que están sufriendo estos niños y niñas mientras se intensifican los combates días antes del comienzo de la temporada de lluvias.

“Que los niños sean el objetivo deliberado de estos ataques es una barbaridad”, dijo Veitch. "Para proteger a los niños de un daño mayor, es una necesidad urgente el cese inmediato de las hostilidades, junto con el pleno acceso de los trabajadores humanitarios. También se requiere una investigación urgente y exhaustiva para identificar y pedir cuentas a los responsables de estas últimas atrocidades cometidas contra los niños".

El Gobierno de Sudán del Sur y las fuerzas de oposición al Gobierno deben utilizar toda su influencia para proteger a los niños y detener de inmediato las graves violaciones contra la infancia, incluida la violencia sexual, así como incidir para liberar a todos los niños de las fuerzas armadas y los grupos asociados, dijo UNICEF.

Se calcula que unos 13.000 niños han sido reclutados o utilizados por todas las partes en conflicto, según datos verificados por Naciones Unidas.

La mayoría de las personas que sobrevivieron a los recientes ataques en Sudán del Sur son mujeres y niños pequeños. UNICEF y sus aliados están proporcionando apoyo psicológico a los supervivientes y registrando a los niños que están solos o no acompañados para reunificarlos con sus familias.

En las últimas semanas, los combates han ido en aumento en los estados de Unidad y Alto Nilo, provocando violaciones contra los derechos de la infancia con una regularidad alarmante.

Para UNICEF es fundamental permitir a Naciones Unidas, el acceso sin restricciones a las zonas afectadas por la violencia reciente en los estados de Unidad y Alto Nilo, a fin de brindar apoyo y protección a las mujeres, los niños y a todos los civiles que pueden estar heridos, atrapados o escondidos.

Para descargar recursos audiovisuales y multimedia: http://weshare.unicef.org/MediaResources

Más información:

Claire McKeever, UNICEF South Sudan; Mobile: + 211 (0) 955 109325, cmckeever@unicef.org

James Elder, UNICEF Regional Chief of Communication, Eastern & Southern Africa, Mobile:+254 71558 1222, jelder@unicef.org, @1james_elder

Chris Tidey, UNICEF Media, +1 917 909 9542, ctidey@unicef.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55, bvicente@unicef.es