Debe parar el reclutamiento y uso de niños por parte de los ejércitos y grupos armados

La Representante Especial de la ONU para los niños en conflictos armados y UNICEF lanzan la campaña ‘Niños, no soldados’

La Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas para los niños en conflictos armados, Leila Zerrougui, y el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, han lanzado hoy una nueva iniciativa para acabar antes del año 2016 con el reclutamiento y uso de niños por parte de los ejércitos.

“Hay consenso entre los Estados sobre que ningún niño debería ser reclutado o usado en conflictos por parte de grupos armados” ha dicho la Representante Especial durante el lanzamiento de la campaña ‘Niños, no soldados’ en Nueva York. “Ha llegado el momento de que el mundo se una y pase página, de una vez por todas, acerca del reclutamiento y uso de niños por parte de grupos armados en conflictos.” 

En todo el mundo, miles de niños y niñas son reclutados por parte de ejércitos o grupos armados de la oposición para servir como combatientes, cocineros, cargadores, mensajeros o en cualquier otra tarea. Las niñas, y a veces los niños, son también reclutados con fines sexuales.

“Debe acabar el reclutamiento y uso de niños por parte de los ejércitos” ha dicho el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “La campaña ‘Niños, no soldados’ pretende centrarse en este asunto y darle la atención que merece. Cuando ayudamos a un niño que ha sido soldado a superar una experiencia tan terrible y a prepararse para un nuevo futuro, hacemos algo más que reparar una vida rota. Empezamos a cerrar las heridas de una nación desgarrada por el conflicto".

Las partes en conflicto que utilizan niños se enumeran en los anexos del informe anual del Secretario General sobre los niños en conflictos armados. Hace diez años, el Consejo de Seguridad pidió a todas estas partes que trabajaran con Naciones Unidas y que prepararan planes de acción para poner fin y prevenir el reclutamiento y la utilización de niños. Con este mecanismo, el Consejo ha abierto la puerta a los gobiernos para afirmar su compromiso de que los niños no deben estar en sus fuerzas de seguridad y recibir la ayuda necesaria para transformar este compromiso en una realidad.

En la actualidad, ocho fuerzas de seguridad gubernamentales reclutan y usan niños. En los últimos tres años, seis de esos países han firmado sus respectivos planes de acción con las Naciones Unidas: Afganistán y Chad en 2011, seguido por Sudán del Sur, Myanmar, Somalia y la República Democrática del Congo el año siguiente. Tanto Yemen y Sudán han expresado su compromiso de liberar a los niños de los ejércitos, así como continuar el diálogo con las Naciones Unidas.

Durante los próximos dos años, la Oficina de la Representante Especial, UNICEF,  Naciones Unidas y las ONG asociadas redoblarán su apoyo a los esfuerzos de los ocho gobiernos para asegurar que los niños se reintegran en la vida civil y que se ponen en marcha planes de acción para poner fin y prevenir el reclutamiento.

 Este apoyo incluye dar apoyo técnico, identificar brechas y desafíos para la ejecución de planes de acción, y la movilización de más recursos para los programas de apoyo en el terreno.

Aunque la campaña se centra en los ejércitos que figuran en el informe del Secretario General, Naciones Unidas seguirá trabajando para hacer frente a las graves violaciones cometidas por los grupos armados.

Hoy se lanza en Naciones Unidas la campaña ‘Niños, no soldados’ durante un acto presentado por Jean Asselborn, Ministro de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo. En enero de 2013, Luxemburgo asumió la presidencia del Grupo de Trabajo del Consejo de Seguridad sobre los niños y los conflictos armados por un mandato de dos años.

"Los derechos más fundamentales de los niños son violados cuando se les obliga a formar parte de las hostilidades: su derecho a la vida, a la salud, a la educación, a la protección contra la violencia física o mental", ha dicho Jean Asselborn, Ministro de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo.

"Nuestro objetivo común es asegurar que estos países culminen con éxito la traducción de sus compromisos en acciones concretas. Ahora tenemos que impulsar el apoyo de la comunidad internacional, las organizaciones regionales y de todo el sistema de las Naciones Unidas para asegurar que se dispongan los recursos y  conocimientos adecuados para llegar a nuestro objetivo'', dijo la Representante Especial Zerrougui.

####

Nota para la redacción

 Un plan de acción es un compromiso firmado que permite a las Naciones Unidas apoyar a las partes en conflicto incluidas en los anexos del informe anual del Secretario General sobre niños y conflictos armados, en el que se incluyen medidas concretas y plazos que se deben tomar para poner fin y prevenir el reclutamiento y la utilización de niños, así como otras violaciones graves. Las medidas solicitadas en los planes de acción por lo general incluyen, pero no se limitan a, la emisión de órdenes militares prohíben el reclutamiento y utilización de niños, la penalización del reclutamiento y utilización de niños, la liberación de todos los niños que figuren en las filas de las fuerzas de seguridad y la establecimiento de programas de apoyo a su reinserción en la vida civil, así como la inclusión de mecanismos de verificación de edad en los procedimientos de contratación y el fortalecimiento de los sistemas de registro de nacimiento.

Más información:

Dailo Allí

Jefe de Prensa de UNICEF Comité Español

Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: dailo.alli@unicef.es