UNICEF agradece el apoyo de los donantes

La confianza depositada por la comunidad internacional y la sociedad civil en UNICEF como organismo garante de la protección de la vida de los niños de Haití ha sido enorme. La respuesta de socios y donantes ha sido encomiable desde el principio de la catástrofe. Esto inspira nuestro compromiso continuo por destinar estos fondos para salvar y mejorar la vida de los niños.

La generosidad y la solidaridad con los niños de Haití generó un total de contribuciones de 298.778.549 millones de dólares. Los fondos se destinaron a agua, saneamiento e higiene, educación, protección de la infancia, salud y nutrición, áreas claves del trabajo en emergencia de UNICEF. Los Comités Nacionales de UNICEF recaudaron más de dos tercios de estos fondos (70,4%), por encima de los gobiernos (25,3%).

Desde UNICEF, continuaremos con los esfuerzos de recuperación, incluyendo una mejor inversión para mejorar el acceso, la calidad de la educación y la construcción de las escuelas. Asimismo, se dará apoyo a la transición a opciones sostenibles de agua y saneamiento, así como fortalecer los sistemas y el acceso a los servicios de salud, nutrición y protección de la infancia.

 Apoyo de la sociedad española

 Donantes públicos y privados en España se volcaron con Haití. UNICEF España ha sido el sexto donante principal en Haití y eso ha sido posible gracias a la sociedad española. Además, el Gobierno de España es el tercer gobierno que más fondos ha destinado a Haití, por detrás del de Estados Unidos y el de Canadá. 98.000 personas, empresas y otras entidades privadas, cajas de ahorros y Administraciones autonómicas y locales han aportado 11,9 millones de euros al trabajo de UNICEF.

Las 98.000 donaciones privadas han supuesto más de diez millones de euros y, por parte de Administraciones autonómicas, ayuntamientos y cajas de ahorros, UNICEF ha recibido más de 1,8 millones de euros para sus programas en Haití.

A estas aportaciones se sumaron los diez millones de euros que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha destinado a los programas de UNICEF para cubrir las necesidades de la infancia en Haití y para abordar una recuperación a largo plazo que garantice el acceso de los niños haitianos a derechos tan básicos como la supervivencia, la salud, la educación y la protección.

Por todo ello, desde UNICEF España os queremos agradecer vuestro apoyo y dedicación. Sin vosotros, no hubiera sido posible llevar a cabo las tareas de ayuda humanitaria y reconstrucción de un país en el que todavía  más de un millón de personas, de las que unas 380.000 son niños, viven en campamentos de desplazados.

Plan de acción para 2011

El mantenimiento de las acciones humanitarias será esencial para seguir con los servicios básicos, continuar y  reforzar las respuestas al brote de cólera y apoyar las iniciativas en curso para el traslado y la transición hacia soluciones más sostenibles para los desplazados.

Ver informe Los niños y niñas de Haití. Un año después: el largo camino del socorro a la recuperación