ODM: se cumple la meta sobre agua potable

El mundo ha cumplido la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio (7) sobre agua potable: reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso al agua potable. Y se ha logrado mucho antes de la fecha límite establecida en 2015, según un informe publicado hoy por UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre 1990 y 2010, más de 2.000 millones de personas obtuvieron acceso a fuentes mejoradas de agua potable, como por ejemplo suministro de agua por medio detuberías y pozos protegidos.
 
El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo: “Hoy reconocemos un gran logro para los pueblos del mundo. Se trata de una de las primeras metas de los ODM que se han cumplido. El éxito en los esfuerzos para proporcionar un mayor acceso al agua potable es un testimonio para todos aquellos que consideran los ODM no como un sueño, sino como una herramienta vital para mejorar las vidas de millones de las personas más pobres”.

En 2015, el 92% de la población mundial tendrá acceso al agua potable

El informe, Progress on Drinking Water and Sanitation 2012(Progreso sobre el agua potable y saneamiento 2012), publicado por el Programa Conjunto para el Monitoreo del Abastecimiento de Agua y Saneamiento, de UNICEF y la OMS, dice que a finales de 2010 un 89% de la población mundial, o 6.100 millones de personas, utilizaban fuentes mejoradas de agua potable. Se trata de un 1% más que la cifra que se indicaba en la meta de los ODM, un 88%. El informe estima que, en 2015, el 92% de la población mundial tendrá acceso al agua potable.
 
“Especialmente para los niños, esta es una buena noticia”, dijo el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “Más de 3.000 niños mueren todos los días a causa de las enfermedades diarreicas. El logro de este objetivo será muy importante para salvar las vidas de los niños”.
 
Lake advirtió que aún no es posible declarar victoria, ya que por lo menos el 11% de la población mundial –783 millones de personas– no tiene acceso aún al agua potable, y miles de millones no reciben todavía servicios de saneamiento.
 
“Las cifras siguen siendo abrumadoras”, dijo, “pero los progresos anunciados hoy son una prueba de que los Objetivos de Desarrollo del Milenio se pueden cumplir con voluntad, esfuerzo y financiación”.
 

Más esfuerzos para lograr la meta del saneamiento

El informe destaca, sin embargo, que el mundo está aún lejos de alcanzar la meta de saneamiento de los ODM, y es improbable que lo haga para el año 2015. Sólo el

63% de los habitantes del mundo tienen acceso a un saneamiento mejorado, una cifra que solamente aumentará a un 67% en 2015, muy por debajo del objetivo del 75% que figura en los ODM. En la actualidad, 2,5 millones de personas aún carecen de saneamiento adecuado.
 
UNICEF y la OMS también advirtieron que es preciso realizar esfuerzos considerables para garantizar que las fuentes mejoradas de agua sean y sigan siendo seguras.
 
“El agua, el saneamiento y la higiene mejorados son la clave para impulsar la salud y el desarrollo humanos”, dijo la Directora General de la OMS, Margaret Chan. “Hoy en día, incluso a pesar de este interesante progreso, casi el 10% de todas las enfermedades siguen vinculadas a la mala calidad del agua, del saneamiento y de la higiene”.
 
El informe pone de relieve los enormes problemas que aún quedan por resolver. Las cifras globales ocultan grandes disparidades entre regiones y países, y dentro de los países.

África subsahariana, la región que más sufre la falta de acceso al agua potable

Sólo el 61% de los habitantes de África subsahariana tiene acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de aguaen comparación con el 90% o más en América Latina y el Caribe, África del Norte y gran parte de Asia. Más del 40% de todas las personas en el mundo que carecen de acceso al agua potable viven en África subsahariana.
 
El informe confirma que en los casos en que no es posible acceder fácilmente al abastecimiento de agua, la carga de transportar el agua recae de manera desproporcionada en las mujeres y niñas. En muchos países, el acceso al agua y saneamiento ha mejorado en gran medida entre la población más rica, mientras que los más pobres todavía se encuentran muy rezagados.
 
En las zonas rurales de los países menos adelantados, 97 de cada 100 personas no tienen agua entubada y el 14% de la población bebe agua de superficie, como por ejemplo de los ríos, estanques o lagos.
 
De los 1.100 millones de personas que todavía practican la defecación al aire libre, la gran mayoría (949 millones) vive en zonas rurales. Esto afecta incluso a las regiones con altos niveles de acceso a agua mejorada. Por ejemplo, el 17% de la población rural de América Latina y el Caribe y el 9% del norte de África todavía defecan al aire libre. Incluso en los países con economías de rápido crecimiento hay un gran número de personas que practican la defecación al aire libre: 626 millones en la India, 14 millones en China y 7,2 millones en el Brasil.