Nuevo informe ODM: logros que demuestran que es posible

Post de Sara Collantes, Responsable de Políticas de Infancia y Desarrollo de UNICEF Comité Español.
 
Los ODM han sido el plan global más exitoso en la lucha contra la pobreza de la historia. En el año 2000, en un esfuerzo sin precedentes, los gobiernos del mundo lograron entenderse y fijar unos objetivos mínimos que debían cumplirse hasta 2015.
 
Trece años después estamos recogiendo frutos. Nuestro mundo ha sido testigo de logros históricos, impensables para muchas generaciones que pasaron por la vida sin un mínimo de dignidad y oportunidades. Por eso, ahora no podemos parar.
 
Hemos reducido el número de personas que viven con menos de 1.25 dólares al día y acabar con el hambre está ahora al alcance de nuestra mano. Millones de niñas ya van a la escuela, poblaciones enteras por fin tienen acceso a agua potable y 14.000 niños menos mueren al día. 
 

HAY MUCHO POR HACER AÚN

Quedan retos, sí. Y muchos. Pero por ello no dejemos de celebrar los logros, que nos demuestran que el avance ES POSIBLE. 
 
Como cada año, el Informe de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)evalúa los aspectos en los que hemos avanzado y dónde tenemos que redoblar esfuerzos para acercarnos  a las metas fijadas. Sobre todo ahora, a menos de 1000 días de la fecha límite.
 
Una vez más, una señal de alarma se coloca en el capítulo de la desigualdad. Las diferencias persisten entre los países y, a su vez, en el interior de los países. En las comunidades rurales deBolivia,por ejemplo, la tasa de mortalidad infantil supera en un 70 % a la de las ciudades. Hechos como este siguen marcando la diferencia en el mundo. En países como el nuestro, la desigualdad se mide principalmente en términos de ingresos, siendo impensable entenderla en términos de supervivencia infantil (que los niños lleguen a cumplir 5 años).
 
La igualdad entre hombres y mujeres y entre niños y niñas es otra de las grandes asignaturas pendientes. Y no es la única. En el mundo, todavía hay 2.500 millones de personas sin instalaciones básicas de saneamiento como letrinas, algo elemental para la dignidad humana. Al medio ambiente tampoco nos lo tomamos en serio y las cifras mortalidad en mujeres como consecuencia del parto son escalofriantes. Sobre todo, cuando pensamos en lo fácil que es evitarlo en países como el nuestro.
 
El informe nos recuerda que dos años dan para mucho.Es fundamental que pongamos todo el empeño en cumplir los ODM, tal y como se definieron en el año 2000. Si no, los nuevos planes que surjan para después del 2015 y que ya se están discutiendo en todo el mundo, tienen todas las papeletas de nacer con fecha de caducidad anticipada.
 
En nuestras manos está. Todos nos comprometimos a poner esfuerzo y recursos para que todo esto fuera posible, para que un día la lacra de la mortalidad infantil sea una pesadilla con final. Es posible conseguirlo. ¡Ahora no podemos parar! Deja tu firma en apoyo de nuestra campaña a favor de la AOD.