Mi voz y mi promesa. ¿Y la tuya?

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Post de Blanca Carazo, Responsable de Proyectos de Cooperación de UNICEF España

Laura tiene 5 años y una salud de hierro. Vive en Segovia, le encanta ir a la escuela y su comida favorita son los macarrones con tomate. Cuando su madre o su padre le prometen algo, nunca se le olvida, da lo mismo de qué se trata: si habrá helado de postre, o de si irá al parque con sus amigos después del cole. Laura confía en que sus padres, y en general, “los mayores”, cumplen sus promesas. También confía, aún sin saberlo, en que cuidarán de ella, y se ocuparán de que no le falte comida y de que pueda ir al colegio todos los días, y al médico si se pone enferma.

Afortunadamente, ni ella ni sus padres se han planteado nunca que Laura pudiera no haber llegado a cumplir los cinco años por unadiarrea, una neumonía o la picadura de un mosquito; o más aún que pudiera morir en su primer mes de vida por la falta de seguimiento del embarazo, o por un tétanos neonatal. Y sin embargo, esto ocurre, aún hoy, en muchos lugares del mundo. 19.000 niños menores de 5 años mueren cada día por causas evitables.

La buena noticia es que son muchos menos (¡un 41% menos!) que hace 20 años. Porque sabemos cómo salvar esas pequeñas, únicas e irrepetibles vidas, y lo estamos haciendo.

Esto me hace albergar grandes esperanzas yasumir con entusiasmo la gran responsabilidad compartida de seguir reduciendo las cifras de mortalidad infantil. Y de que todos los niños del mundo, como Laura, puedan confiar en que “los mayores” les protejan y se aseguren de que tienen todo lo necesario para crecer sanos y felices.

Por eso, uno mi voz y mi promesa a las de los gobiernos y los ciudadanos de todo el mundo para que salvar la vida de esos niños y niñas sea una prioridad absoluta, y, como tal, reciba los recursos necesarios, independientemente de crisis financieras o vaivenes sociopolíticos.

¿Y tú? Si también para ti es irrenunciable que NI UN NIÑO MÁS muera por causas evitables, firma la promesa.

¡Y cuéntanos qué le prometes a los niños y niñas del mundo! Graba un video con tu promesa y compártelo en nuestra aplicación de Facebook.

Todo cuenta, y todos contamos, para seguir avanzando hacia un mundo mejor para la infancia. Un mundo en el que, desde luego,las promesas se cumplen.

Informe El compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada (en inglés).