La historia de Shahadat

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Shahadat tiene cuatro años pero ya no puede correr ni jugar a la pelota con sus amigos. 

La polio le atacó cuando tenía solo dos años y ahora camina con la ayuda de un andador de madera. Su mirada, rotunda y seria, refleja lo complicado de su historia.

Su madre, con gesto triste, recuerda el momento en el que la enfermedad se hizo presente: "Tenía fiebre y suspiernas se paralizaron. Mi primer temor fue que no pudiera caminar. Estoy asustada porque cuando sea mayor ¿qué va a hacer? ¿Será capaz de trabajar? Espero quepueda ir a la escuela, estudiar y que llegue a ser una buena persona".

La polio es una enfermedad que destruye la vida pero, aunque no tiene cura, sí puede prevenirse. Y es que dos gotas es todo lo que necesita un niñopara ser vacunado.

Para Shahadat puede ser demasiado tarde, pero no para otros niños.

UNICEF no parará hasta llegar al 100% de niños vacunados, porque mientras haya un solo niño infectado, los niños de todos los países del mundo corren el riesgo de contagiarse.

En los últimos 15 años el número de casos se hareducido en más del 99%. Si esto no hubiera pasado, casi 5 millones de niños como Shahadat sehabrían infectado de polio, sus cuerpos se habrían paralizado y no podría correr ni jugar. 

campaña 100% todos vacunados

Lavacunación es uno de los grandeslogros en la reducción de lamortalidad infantil. 
Solo cada año, las vacunas salvan entre 2 y 3 millones de vidas de niños. 
Por esoUNICEF trabaja para llegar atodos los niños en todo el mundo. Sobre todo a los de las comunidades más remotas y aisladas, donde los niños son más vulnerables a contraer enfermedades que ponen en riesgo sus vidas. 
Tú también puedesayudar a que todos los niños estén protegidos contraenfermedades prevenibles con una simple vacuna.