La desnutrición infantil, a debate

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


“La situación es tremenda en muchos lugares del mundo. La desnutrición tiene que ver con la pobreza y con la falta de derechos humanos. Se habla de ella como imposible de resolver, algo que no es cierto. Los medios de comunicación  tienen una responsabilidad enorme”, con estas palabras Rosa María Calaf ha abierto el debate sobre desnutrición infantil que ha tenido lugar en la sede de UNICEF España.

Junto a ella, ocho mujeres periodistas de diferentes medios de comunicación, Ana Pastor de Televisión Española,Angels Barceló de Cadena Ser, Lola Huete Machado de El País Semanal, Joana Socías de El Mundo,Ana Tagarro de XL Semanal, Leticia Iglesias de Telecinco, Mónica Carrillo de Antena 3 y Cristina Saavedra de LaSexta han conversado sobre esta amenaza que afecta a casi 200 millones de niños en el mundo en desarrollo.  

“Lo difícil es vender estos temas con la crisis y la situación económica que hay en España. Creo que hay que dejar de hablar de solidaridad y hablar de crisis alimentaria. Es importante hablar del negocio del hambre”, comentó a Ana Tagarro respondiendo a la afirmación de Calaf sobre la responsabilidad de los medios.

La EMERGENCIA EN EL CUERNO DE África

La situación de crisis alimentaria que atraviesa elCuerno de África, y la emergencia que está afectando a más de 13,3 millones de personas en toda la región fue uno de los primeros temas que se trató en el coloquio. “No hay sólo una causa para que se haya producido esta gran emergencia. Todo ha influido. El conflicto bélico en la zona, la subida brutal del precio de los alimentos, la sequía, todo eso hace que se alcanceesta situación de emergencia total”, comentóLeticia Iglesias.“La crisis del Cuerno de África es algo puntual, pero la desnutrición crónica está a la orden del día. La desnutrición es lo más normal, la he visto en Somalia, lo he visto en Kenia, Uganda, Ruanda", apostilló Joana Socías, recordando su experiencia en diferentes países africanos.

Y es cierto, la desnutrición crónica es menos visible que la aguda, pero también conlleva graves consecuencias. Puede producir retrasos irreversibles en el desarrollo y crecimiento. Así lo recordaba Angels Barceló.“Lo hemos hecho muy mal si hemos conseguido que la desnutrición sea una enfermedad invisible, si hemos sido incapaces de explicar que esto de la hambruna es más que una enfermedad, que hay mucho detrás: especulación, crisis alimentaria, mercado”.
 
En esa misma línea se expresó Mónica Carillo, entonando de nuevo el mea culpa de los medios: “África es el continente invisible, no cuenta, y cuando cuenta, es mala señal, señal de que hay una emergencia. Y aún así también se agota como noticia”. Y tras el pesimismo y la críticasobre el papel de los medios,  llegó el momento del  optimismo de la mano de Ana Pastor: “Yo soy optimista. Te dicen que no pierdas el Norte, pero yo no quiero perder el Sur, no quiero ser neutral. Los que tenemos visibilidad,  tenemos que luchar por un periodismo mucho más activo. Tengo la sensación, y lo veo a diario en Twiter, que la gente nos exige análisis, nos exige que vinculemos lo que pasa aquí en España y lo que está pasando en África. Allí la crisis es perder a dos de tus ocho hijos”. Por su parte Cristina Saavedra, que además de periodista es responsable de proyectos de la ONG Global Humanitaria en Costa de Marfil, recordó la necesidad de que la sociedad colabore y sea responsable. “ Creo que la solución de los problemas, de los que ocurre en África, pasa por nosotros”. A lo que Lola Huete añadió: "La solidaridad no resuelve el problema de África. La solución es política. Si la ciudadanía no se mueve y es consciente de la injusticia, hay poco que hacer. Pero también hay que ver lo bueno, y África ha mejorado mucho, la sociedad civil se está organizando. Las mujeres están cogiendo poder”.
 
La campaña de UNICEF también hace referencia a la influencia que la educación de la mujer y su posición en la sociedad tienen en la alimentación de los hijos y cómo en aquellos lugares donde las mujeres controlan los recursos familiares hay menos desnutrición. El encuentro terminó con una reflexión de Rosa María Calaf, que en su papel de moderadora, cerró el debate: “Ser solidario no es reaccionar en un momento puntual, ser solidario es vivir solidariamente todos los días. Es importante transmitir la idea de que en este mundo hay muchos mundos y todos somos responsables de lo que pase en todos ellos”.

En este link puedes ver el Debate desnutrición