Imanol Arias alza la voz por los niños en emergencias tras su visita a Jordania

En el marco de la campaña de la Unión Europea y UNICEF Voces de los niños en emergencias, el embajador de UNICEF Comité Español Imanol Arias ha regresado de Jordania, donde ha conocido a niños y familias sirias refugiadas.

En su visita al campo de Za'atari conoció, entre otros muchos niños, a Mariam y, siguiendo el concepto de la campaña de difundir la voz de los niños, ha hecho suyas las palabras de esta niña: "Somos fuertes, queremos seguir estudiando y volver a Siria”.

"Esto es lo que dicen todos los niños que he conocido", explica Imanol Arias, "aquí tienen cubiertas sus necesidades y van a la escuela, pero echan de menos su país, sus casas y a todos los seres queridos que están en Siria".  

En Za'atari, el segundo campo de refugiados más grande del mundo con una población de unas 100.000 personas, Imanol Arias ha conocido el trabajo de UNICEF y la Unión Europea y algunos de sus resultados, como el suministro de 3,8 millones de litros de agua cada día o los programas de apoyo psicosocial para miles de niños.

"Sus vidas y su futuro dependen de la ayuda humanitaria", dice Imanol

Se adaptan, recuperan la sonrisa, pero sus vidas y su futuro dependen de la ayuda humanitariay así será durante años, porque esta guerra se alarga y Siria necesitará décadas para reconstruir la vida de su gente. No podemos, no debemos, olvidarnos de estos niños ni de sus padres, profundamente preocupados porque no ven forma de brindar oportunidades de futuro a sus hijos", dice el embajador de UNICEF.

Junto a Imanol Arias viajó Irene Meritxel, que se unió al viaje para apoyar la campaña con su trabajo como fotógrafa. Irene Meritxell ha realizado todas las fotos de este viaje y las ha donado a UNICEF para contribuir al objetivo de la campaña de llamar la atención sobre los niños que viven en emergencias.

Jordania acoge a cerca de 600.000 refugiados sirios, de los que más de 310.000 son niños, y se calcula que a finales de este año la población de refugiados sirios en Jordania pueda alcanzar los 800.000.

La gran mayoría de los refugiados sirios que viven en Jordania vive fuera de Za'atari, en barrios de ciudades como Zarqa, donde Imanol conoció a dos familias y visitó un centro de apoyo familiar al que acuden tanto sirios como jordanos. Como prácticamente todos los padres de niños refugiados sirios, estas familias expresaron su preocupación por el futuro de sus hijos.

El centro de apoyo familiar de Zarqa presta apoyo a 5.000 niños (sirios y jordanos) y a 3.000 madres en cinco puntos de la ciudad con un programa que abarca desde la atención individualizada con especialistas en apoyo psicosocial hasta la librería móvil, un camión transformado en sala de lectura para reforzar el acceso a la educación fuera de las aulas. 

Tres años de guerra en Siria han dejado profundas cicatrices, y toda una generación de niños está en riesgo: más de cinco millones sufren las consecuencias del conflicto, dentro y fuera de Siria.

El jugador de la NBA y también embajador de UNICEF Comité Español, Pau Gasol, participa en la campaña, llevando la voz de los niños en emergencias hasta millones de personas a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, y protagonizando el spot.
 
Pau Gasol ha conocido en sus viajes con UNICEF lo que diferentes situaciones de emergencia suponen para los niños -por ejemplo, en Etiopía y Chad, países en los que conoció el alcance de las crisis nutricionales; o en Irak, donde en 2013 visitó campos de refugiados sirios.