Crisis de Siria: los rostros de la guerra

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Niños heridos, niños jugando a matar, niños junto hombres armados, niños sentados en pupitres de escuelas destruidas. Niños que han visto su infancia truncada.

Son los niños que sufren la guerra de Siria. Son testigos y víctimas del horror y la barbarie.

Niños como Dania, de 11 años. Jugaba en la calle cuando fue herida por la metralla de una bomba. Sus hermanos Zaid, de 2 años, y Fátima, de 6, fueron testigos. Pudo volver a casa tras permanecer en el hospital.  Un hospital que fue destruido meses después.

Ella es el rostro de la guerra en Siria. Sumirada nos transmite el miedo de una niña pequeña que ha sido herida por la sinrazón de la guerra. Sus ojos nos remueven por dentro y nospiden actuar por unos niños que no están viviendo como niños. 

No hay un niño sirio que no se haya topado con la violencia y la destrucción. No tienen acceso atratamientos médicos. No van alcolegio. Viven una vida que no se corresponde con la de un niño. 

Millones de niños inocentes estánsufriendo, están traumatizados. Son la imagen del dolor.

No queremos que sigan sufriendo el horror y la barbarie.No podemos tolerarlo. Por eso pedimos tu firma. Porque entre todos queremos convencer a la comunidad internacional para que terminen con este sufrimiento

La fotografía de Dania ha recibido hoy el Premio Foto UNICEF del año 2013 junto con otras imágenes. Todas ellas fueron tomadas en Alepo por el fotógrafo sueco Niclas Hammarström para reflejar los casi 3 años de guerra civil y su impacto en las familias sirias. El autor estuvo secuestrado en Siria entre noviembre de 2013 y enero de 2014.