Día Internacional de la Niña: de mayor quiero ser... ¡libre, independiente y respetada!

"De mayor quiero ser doctora", "cuando crezca me gustaría ser profesora", "quiero estudiar enfermería"... Llega el Día Internacional de la Niña y, como cada 11 de octubre, conocemos muchas historias de niñas que sueñan con convertirse en grandes profesionales en el futuro.

Aunque queda mucho por hacer, los datos demuestran que, en el mundo, cada vez más niñas acceden a la educación que les permitirá prepararse para la etapa adulta. Casi 3 de cada 4 países han logrado alcanzar la igualdad de género en la enseñanza primaria

La formación ha demostrado ser esencial para reducir la brecha de la equidad entre hombres y mujeres. Sin embargo, esta igualdad nunca será real y completa si no nos enfrentamos a los grandes retos pendientes que siguen dejando a millones de mujeres brillantes en la sombra.

Para lograrlo, la adolescencia es una etapa clave y muchas veces olvidada. En esos años que marcan tanto nuestra vida como mujeres, en muchos lugares del mundo se siguen cometiendo verdaderas atrocidades contra el género femenino

DÍA DE LA NIÑA: 700 MILLONES DE NIÑAS OBLIGADAS A CASARSE

El matrimonio infantil es una gran lacra para el desarrollo de las niñas. Más de 700 millones de mujeres se casaron cuando tenían menos de 18 años, una cifra que seguirá aumentando en los próximos años si no actuamos pronto. 

La mutilación genital femenina, esa horrible práctica mediante la que se despoja a las niñas de una parte de su cuerpo, pone en peligro la vida de todas las niñas que la sufren. Se calcula que 130 millones de niñas y mujeres han sido víctimas de la ablación

Los abusos sexuales son otra de las grandes amenazas a las que se siguen enfrentando las mujeres. Aproximadamente 1 de cada 10 niñas menores de 20 años ha sido violada o sometida a un acto sexual forzado.

Detrás de estos datos escalofriantes, están los hábitos sociales que permiten que esto ocurra. De nada serviría que las niñas de hoy cumplieran mañana su sueño de convertirse en grandes profesionales, si no trabajamos por el respeto real de sus derechos en todas las esferas de su vida. 

Porque, de mayor, una niña puede querer ser profesoradoctora enfermera pero, sobre todo, querrá ser libreindependiente respetada.

Tú puedes ayudarnos a conseguirlo. Colabora para proteger a miles de niñas y adolescentes.

Post escrito por Lara Aparicio Lorente, storyteller de UNICEF Comité Español