Asegurar los Derechos de los Niños Indígneas

En todo el mundo, tanto en las áreas rurales como en las urbanas, los niños indígenas a menudo constituyen uno de los grupos más desaventajados y sus derechos (el derecho a la supervivencia y al desarrollo, al mejor nivel posible de salud, a una educación que respete su identidad cultural, y a la protección contra los abusos, la violencia y la exploitación) se ven frecuentemente comprometidos. Al mismo tiempo, sin embargo, los niños indígenas poseen recursos muy especiales: son los custodios de una multitud de culturas, idiomas, sistemas de valores y conocimientos, cada uno de los cuales es un precioso elemento de nuestro patrimonio colectivo.