UNICEF y el PMA distribuyen suministros urgentes en zonas remotas de Sudán del Sur

Con el aumento de la crisis se han establecido más puntos de distribución de ayuda

UNICEF y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) han puesto en marcha hoy una operación conjunta de urgencia para distribuir alimentos, vacunas, suplementos nutricionales y otros suministros vitales de emergencia en una de las zonas más aisladas por el conflicto de Sudán del Sur.

A través de helicópteros y envíos aéreos, UNICEF y el PMA han comenzado hoy a distribuir ayuda a 30.000 personas con necesidades urgentes en Akobo, en el estado de Jonglei, cerca de la frontera con Etiopía. Las dos agencias han establecido puntos de emergencia que proporcionan alimentos, atención a la salud, protección, educación y sanidad.

Akobo es la primera localidad a la que han llegado las dos agencias con una nueva estrategia conjunta. Está previsto que se lleven a cabo catorce misiones humanitarias como esta el próximo mes para apoyar  a unas 250.000 personas en comunidades remotas afectadas por el conflicto en Jonglei, Alto Nilo y varios estados de Unity. Se espera que otras agencias se unan a esta alianza.

"Los niños y las familias en Sudán del Sur se enfrentan ahora a un sufrimiento sin precedentes - con signos preocupantes de  desnutrición y brotes de enfermedades", dijo el Representante de UNICEF en Sudán del Sur, Jonathan Veitch. "Ante la temporada de lluvias que se avecina tenemos que aprovechar todas las oportunidades para desplegar rápidamente equipos y suministros para llegar a las personas más difíciles de alcanzar. Así es como vamos a evitar una catástrofe humanitaria".

A principios de este mes el PMA inició una serie de lanzamientos de alimentos desde el aire sobre zonas remotas de Sudán del Sur que eran inaccesibles debido a la inseguridad y otros obstáculos.

"El conflicto en Sudán del Sur está llevando a millones de personas a la hambruna y complicando los esfuerzos para distribuir ayuda humanitaria, por lo que estamos muy preocupados ya que las cosas podrían empeorar", dijo el director del PMA  en el país Chris Nikoi. "Tenemos que actuar con rapidez para evitar una crisis aún peor, ya que se acerca la temporada de lluvias. Los equipos móviles de respuesta son rápidos y flexibles  y los hemos estado usando para llegar con ayuda al mayor número de personas en un entorno tremendamente complicado".

A través de lanzamientos desde el aire y con transporte aéreo (donde los suministros son traídos y descargados en tierra) los equipos de respuesta móvil del PMA han proporcionado alimentos a las personas desplazadas y afectadas por el conflicto en cinco localidades en las últimas semanas. Ahora, con los equipos de emergencia unidos, el PMA proporcionará alimentos vitales y productos especializados de nutrición a los niños; mientras  que UNICEF distribuirá kits de agua y saneamiento a las familias, así como alimentos terapéuticos listos para el consumo para los niños con desnutrición. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia también vacunará a los niños contra la polio y el sarampión, distribuirá kits de actividades recreativas, llevará a cabo programas de educación en emergencia, y registrará y apoyará a los niños no acompañados.

100 días después de que estallara el conflicto, el acceso humanitario sigue siendo limitado, las lluvias amenazan los esfuerzos humanitarios y  los niños se han vuelto más vulnerables que nunca a las enfermedades y la desnutrición. La violencia en Sudán del Sur ha afectado los medios de subsistencia, las familias y el ganado han sido desplazados, los hogares han sufrido saqueos y los mercados han sido destruidos. La interrupción de la ayuda ha dejado a más de 3,7 millones de personas en riesgo de sufrir inseguridad alimentaria severa, así como brotes de enfermedades y desnutrición aguda. Cerca de 700.000 personas están desplazadas dentro del país, incluyendo la asombrosa cifra de 379.000 niños.

Desde que comenzó la crisis a mediados de diciembre, el PMA ha proporcionado alimentos y asistencia nutricional a cerca de 500.000 personas afectadas por el conflicto en Sudán del Sur y UNICEF ha llegado a 250.000 personas con agua,  saneamiento, vacunas,  educación y protección infantil.

#  #  #

Más información:

James Elder, Director Regional de Comunicación de UNICEF en África del Sur y del Este, actualmente de misión en Sudán del Sur. Móvil: +254 71558 1222; Email: jelder@unicef.org  Twitter  @1james_elder

 Sarah Crowe, Responsable de crisis de comunicacion de UNICEF en Nueva York: Móvil: +1 646 209 1590; Email: scrowe@unicef.org

 Dailo Alli, Jefe de prensa de UNICEF Comité Español. Móvil: +34 609 160 051; Email: dailo.alli@unicef.es

 George Fominyen, PMA/Juba, Móvil: +211 922465247, Email: George.Fominyen@wfp.org

Challiss McDonough, PMA/Nairobi, Móvil: +254 707722104, Email: Challiss.McDonough@wfp.org