UNICEF: la revisión de los procedimientos de asilo de la UE debería ofrecer una mejor protección para los niños afectados por la crisis de personas migrantes y refugiadas en Europa

Mientras la Unión Europea se prepara para las conversaciones decisivas sobre las normas que rigen las solicitudes de las personas que buscan protección en Europa, UNICEF insiste en que los intereses y derechos de los niños tengan aún mayor prioridad.

En los próximos días, 28 estados miembros de la UE y el Parlamento Europeo empezarán examinando un borrador de propuesta presentado por la Comisión Europea para reformar el llamado Reglamento de Dublín. Las nuevas normas determinarán qué Estado será responsable de considerar una solicitud de protección internacional que haya sido presentada en cualquier sitio de la UE.

El debate surge en medio de la crisis de refugio y migración que ha sobrepasado la capacidad del sistema de gestión de las peticiones de asilo, dejando el destino de más de 400.000 niños que han solicitado asilo en Europa entre enero y noviembre de 2015 en la balanza.

“Este debate es una oportunidad para reforzar las garantías que el Derecho Internacional reconoce a los niños que buscan asilo en Europa”, dijo Noala Skinner, directora de la oficina de UNICEF en Bruselas. “Para que el sistema de asilo común en Europa sea humano, justo y eficiente, la protección de los niños debe ser una prioridad central”.

Entre las medidas que defiende UNICEF están:

-        Agilizar la toma de decisiones para evitar exponer a los niños a situaciones de riesgo: bajo el actual Reglamento de Dublín, pueden pasar hasta 11 meses desde la llegada del menor, hasta su traslado al Estado que va a estudiar su solicitud. Este periodo tan largo podría dificultar la reunificación familiar y poner al menor en varias situaciones de riesgo. UNICEF recomienda un plazo de 3 meses.

-        Garantizar el acceso rápido a la información sobre el asilo: Los estados tienen que garantizar que todos los niños, estén o no acompañados por familiares reciben en 72 horas información adaptada sobre su derecho a pedir protección internacional y cómo tener acceso.

-        Armonizar la aplicación del principio del interés superior del niño para cada menor no acompañado y separado. Esto significaría que todos los Estados apliquen el mismo criterio (tal como la seguridad y bienestar del menor) al estudiar una solución duradera para el niño. Las opiniones del niño y sus puntos de vista deberían de ser tenidos en cuenta durante todo el proceso.

-        Poner a disposición más recursos y profesionales para asegurar que los tutores legales sean inmediatamente asignados y así  proteger, orientar y apoyar de manera adecuada al menor no acompañado o separado.

-        Buscar alternativas a la detención: ningún niño debería de ser detenido mientras espera su traslado a otro estado, o que mientras se designa su tutor legal, o recibe un alojamiento adecuado. UNICEF insta al uso de alternativas que no priven de la libertad a los niños y familias solicitantes de protección internacional.

Más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: comunicacion@unicef.es