UNICEF intensifica su trabajo en la República Centroafricana para llegar a los niños afectados por el conflicto

UNICEF está trabajando con sus aliados para llevar ayuda de emergencia a las personas que más lo necesitan en República Centroafricana, debido al conflicto que, tras varias semanas, ha afectado a 1.790.000 personas y ha dejado a 800.000 personas con necesidad urgente de asistencia humanitaria.

A medida que se estabiliza la situación, la prioridad es llegar a las comunidades a las que antes no se podía llegar, para distribuir alimentos, medicinas, agua,  saneamiento, higiene y servicios de educación y protección.

A través del Mecanismo de Respuesta Rápida, un sistema apoyado con 1,9 millones de euros aportados por la Dirección de la Comisión Europea para la Ayuda Humanitaria y la Protección Civil (ECHO en sus siglas en inglés) y otros fondos, se distribuirán suministros y firmarán acuerdos con aliados, lo que permitirá a UNICEF responder a las necesidades de 45.000 personas o 9.000 familias.

Para ampliar la respuesta inmediata, 17 toneladas de suministros que incluyen medicinas, tabletas potabilizadoras de agua, alimento terapéutico, juegos de cocina, lonas, mosquiteras y otros artículos de primera necesidad han llegado a República Centroafricana por avión. Además, otras 52 toneladas llegarán por carretera esta semana.

"Instamos a todos los actores a unirse para trabajar en beneficio de su población, especialmente de los niños", ha dicho Souleymane Diabaté, Representante de UNICEF en República Centroafricana.

"Por lo que hemos visto en algunas de las zonas más afectadas como N'dele, Bria, Bombari y Bandoro Kaga, los niños viven en condiciones extremadamente precarias. Es muy importante llegar a ellos ahora con ayuda inmediata, pero instamos a todas las partes implicadas a hacer del bienestar a largo plazo una prioridad urgente y una parte fundamental de cualquier acuerdo político", agregó Diabaté.

Incluso antes del reciente brote de violencia, República Centroafricana era uno de los países más pobres del mundo, ubicado en el puesto 179 de 187 en el Índice de Desarrollo Humano. Ocupa el noveno puesto de los países con mayores tasas de mortalidad infantil, ya que el 8% de los niños de entre 6 y 59 meses de edad sufre desnutrición aguda moderada y el 1,9 % desnutrición aguda grave.

En las zonas de conflicto, sólo el 48% de los niños y el 42 % de las niñas están matriculados en la escuela, registrándose hasta 90 alumnos por cada maestro. Además los grupos armados del país están reclutando niños.

En la última semana ha mejorado el acceso de la ayuda humanitaria, ya que varias misiones desplegadas en las zonas controladas por la alianza Seleka negociaron con la organización poder llegar a las personas afectadas, a pesar de que casi todas las oficinas de la ONU y de otras ONG fueron saqueadas en esas regiones.

 "Estamos evaluando las consecuencias humanitarias de esta crisis, pero sabemos que en cualquier conflicto los niños pagan el precio más alto", ha dicho el representante de ECHO en el país, Pascal Mounier. "La Unión Europea se ha comprometido a apoyar la respuesta humanitaria y a asegurarse de que los más vulnerables reciben el apoyo necesario para salvar sus vidas. Está claro que las inversiones realizadas a través del Mecanismo de Respuesta Rápida han ayudado a asegurar que podamos responder con celeridad" añadió.

A pesar de que los servicios básicos están paralizados en muchas partes del país debido a la inseguridad, UNICEF está trabajando con los Ministerios y las ONG aliadas para apoyar en estas áreas:

• Prevenir y responder a la separación de niños de sus familias, el tráfico de niños, la explotación sexual y reclutamiento de niños, así como para proporcionar apoyo a las mujeres y niñas en situación de riesgo y sobrevivientes a la violencia de género;

• Prevenir la mortalidad infantil prestando apoyo médico, suministrando kits sanitarios de emergencia y kits quirúrgicos, suministros contra la diarrea, vacunas así como tratamiento contra la desnutrición aguda grave;

• Mejorar el acceso a agua potable y saneamiento (tratamiento doméstico del agua, tanques de agua y kits de distribución), combinada con mayores esfuerzos de promoción de la higiene a través de escuelas, centros de salud y centros temporales de aprendizaje.

• Prestar apoyo a las comunidades desplazadas y ayudar a proporcionarles refugio, así como otros artículos de primera necesidad no alimentarios.

• Asegurar que los niños vuelven a tener acceso a una educación de calidad en escuelas seguras o en centros temporales de enseñanza, espacios respetuosos con los niños, incluyendo las actividades de Desarrollo Infantil Temprano para niños de 3-5 años de edad.

UNICEF tiene como objetivo distribuir agua y saneamiento de emergencia, asistencia nutricional y artículos no alimentarios a las familias desplazadas por la crisis. Por esa razón se necesitan 2,1 millones de dólares (1,56 millones de euros) para apoyar la respuesta de emergencia. Además, se requieren 11,5 millones de dólares (8,56 millones de euros) para mantener la ayuda de emergencia para 1,79 millones personas en 2013.

Más información:

Dailo Alli, UNICEF España,

Tel: +34 609 160 051,

dailo.alli@unicef.es