UNICEF distribuye suministros de emergencia para tratar a los niños heridos en el conflicto de República Centroafricana

UNICEF ha distribuido suministros médicos de emergencia a los hospitales de Bangui tras los recientes enfrentamientos, que han provocado cientos de muertos y miles de desplazados. 

“Todos los días vemos más y más niños heridos y muertos en el hospital”, afirmó el representante de UNICEF en República Centroafricana, Souleymane Diabate. “Los niños de República Centroafricana no están seguros, ni los musulmanes ni los cristianos. Están en peligro de resultar heridos o acabar muertos en sus casas, en sus comunidades, e incluso en los asentamientos de desplazados. Esto es totalmente inaceptable”.

El lunes por la mañana, la Cruz Roja local notificó que desde el pasado jueves se han producido 400 muertos, incluyendo tres niños. Los informes preliminares recopilados por UNICEF han identificado 30 niños con heridas de bala o de machetes en el Hospital Comunitario y el Centro Pediátrico de Bangui.

El sábado, dos días después de los enfrentamientos producidos en Bangui, UNICEF distribuyó suministros médicos esenciales para 3.000 personas en el Hospital Comunitario, donde están siendo tratados la mayoría de los heridos.

El domingo, los equipos de UNICEF distribuyeron suministros sanitarios de emergencia para 1.000 niños en el Centro Pediátrico de Bangui, el único hospital infantil del país, donde han sido ingresadas muchas víctimas. También se ha proporcionado ropa a los niños supervivientes y se han instalado ventiladores eléctricos en las habitaciones con el apoyo de UNICEF.

“Es la primera vez que me pasa algo así a mí, a nosotros”, explicó Kelley, de 17 años, que está siendo tratado en el hospital tras recibir un disparo de bala en el pecho mientras caminaba hacia su escuela el jueves.  “Estoy preocupado por mi familia, por mis amigos y por mi país”.

Allí donde la seguridad y el acceso lo permiten -tanto en Bangui como en cualquier otro lugar del país-, UNICEF y sus aliados intensificarán sus trabajos para dar asistencia de emergencia a las familias afectadas por la violencia.

Se espera que en los próximos días llegue a Bangui por vía aérea un vuelo con carga humanitaria de UNICEF que incluye kits de salud en emergencias, suministros nutricionales y otros artículos que salvan vidas para 3.000 familias.

Hasta finales de noviembre UNICEF había recibido menos de la mitad de los fondos que se necesitan para cubrir las necesidades humanitarias en el país durante 2013. UNICEF ha hecho un llamamiento de 46 millones de dólares para responder durante 2014 a las necesidades de los niños afectados en República Centroafricana.

####

Nota para los redactores

UNICEF está presente en República Centroafricana desde 1968. Actualmente hay 150 miembros de UNICEF en las oficinas de Bangui, Bossongoa, Kaga Bandoro y dentro de poco en Bambari. También hay equipos móviles en Bossangoa y Kaga Bandoro. En 2013, UNICEF y sus aliados han vacunado contra el sarampión a más de 480.000 niños menores de cinco años.

Más de 47.000 personas desplazadas, sobre todo en Bossangoa, han recibido mantas, lonas de plástico, jabón y cubos proporcionados por UNICEF. Unas 84.000 personas tienen acceso a agua potable.

Temiendo por sus vidas, unas 60.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, han abandonado sus casas y buscado refugio en más de 20 asentamientos en los alrededores de Bangui.

Los equipos de UNICEF en el terreno informan de que miles de familias desplazadas siguen necesitando de manera urgente refugio, agua potable, saneamiento, protección, alimentos y servicios sanitarios de emergencia, y tienen un riesgo alto de sufrir enfermedades mortales. 

Más información:

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55 - comunicacion@unicef.es