UNICEF celebra el fin del brote de ébola en Sierra Leona

La organización solicita mayor apoyo para los más de 11.500 niños afectados

UNICEF acoge hoy con gran satisfacción la declaración de la OMS que marca el fin del brote de ébola en Sierra Leona. Es la mayor victoria para la respuesta coordinada y a gran escala en la que la organización ha trabajado durante 18 meses. Ahora debe continuar la vigilancia reforzada para que el país esté preparado ante posibles brotes futuros. Se debe también intensificar el trabajo para apoyar a las personas afectadas por el brote y lograr una recuperación sólida.

"Esta crisis de salud sin precedentes ha tenido un impacto profundo y trágico en los niños, ya sea por el contagio directo y la muerte, o por la huella que han dejado en ellos las medidas de cuarentena, el cierre de escuelas y la recesión económica", ha dicho el representante de UNICEF en Sierra Leona, Geoff Wiffin.

”No podemos permitirnos reducir nuestros esfuerzos porque la inversión en los próximos meses ayudará a disminuir el impacto a largo plazo de la epidemia en las generaciones futuras. Tenemos que colaborar con las comunidades, fortalecer el sistema de salud y otros servicios básicos, y asegurar que las familias afectadas -incluyendo supervivientes y huérfanos- no sean olvidadas.”

Durante la epidemia de ébola, UNICEF desempeñó un papel clave en el suministro de equipación médica, distribuyendo más de medio millón de trajes de protección para los trabajadores de salud. UNICEF facilitó que los centros de atención comunitaria de ébola pudieran ampliar rápidamente el número de camas para los pacientes en 2014, estableció centros de atención a los niños afectados, y ofreció información y mensajes de prevención del ébola a las comunidades a través de la radio, SMS, carteles y visitas de puerta a puerta.

En colaboración con el Gobierno, UNICEF también ha desempeñado un papel fundamental para la reapertura de las escuelas, la reanudación de las campañas masivas de vacunación, y el lanzamiento de proyectos para grupos vulnerables, como infancia afectada por ébola, niños fuera de la escuela, y las niñas que quedaron embarazadas durante el brote.

Este mes, UNICEF con el apoyo de la Unión Europea, pondrá en marcha 16 proyectos para fortalecer los servicios de salud en todo el país. Por otra parte, y en las mismas fechas, comenzará la construcción de dos escuelas de formación para asistentes de salud materno-infantil.

Más de 11.500 niños de Sierra Leona se vieron afectados, ya sea a través de la infección del ébola, perdiendo los padres por la enfermedad, o estando en cuarentena. Al menos 1,8 millones de niños en edad escolar tuvieron que esperar ocho meses para volver a la escuela.

"Supone un enorme alivio llegar al final de la epidemia", asegura Wiffin, "pero el brote continúa en la vecina Guinea y hasta que no se llegue a cero casos, estaremos alerta, en particular en los distritos fronterizos como Kambia. En Liberia también hubo casos después de declarar finalizado el brote por lo que debemos ser extremadamente vigilantes".

Más información:

John James, UNICEF Sierra Leone, jjames@unicef.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051, bvicente@unicef.es