Tres meses después del comienzo del curso escolar, más de 380.000 niños siguen fuera de la escuela en el norte de Mali

Hace tres meses que empezó el curso escolar, pero más de 380.000 niños de entre 7 y 15 años siguen fuera de la escuela debido a la inseguridad en las zonas del norte de Mali en las que ha empeorado en los últimos cuatro años, ha informado UNICEF. 

“Los niños en el norte de Mali conocen muy bien el impacto del conflicto, la pobreza y la miseria,” explica Fran Equiza, representante de UNICEF en Mali. “La educación es su mayor esperanza para el futuro”.

Más de 280 escuelas, o 1 de cada 6, están cerradas en las zonas afectadas por el conflicto en el norte de Mali, muchas de estas desde hace ya tres años consecutivos después de haber sufrido daños, destrucción, saqueos o tomadas por las partes enfrentadas. En Kidal, una de las zonas más afectadas, 79% de las escuelas permanecen cerradas. El trayecto hacia o desde la escuela sigue siendo peligroso, y el miedo a las minas sin estallar y otros restos de la guerra ha forzado a los padres a mantener a sus hijos lejos de las escuelas.

La violencia también ha derivado en la ausencia de maestros. Casi 600 docentes han huido de las zonas de conflicto y no acuden a las escuelas debido a la situación de inseguridad.

UNICEF está ayudando a devolver a los niños la oportunidad de ejercer su derecho a la educación, a través de una campaña de dos años, centrada en las zonas de Gao, Kidal, Mopti, Segou y Tombuctú.

·         Oportunidades de formación y materiales de aprendizaje para más de 2.000 profesores;

·         Kits individuales para estudiantes y kits de escuela para atender a 100.000 niños y niñas;

·         Actividades para la consolidación de la paz para 100.000 estudiantes y 10.000 cuadernillos promocionando la paz y la no-discriminación para estudiantes y sus comunidades.

La campaña va a proporcionar programas de enseñanza informal e intensiva, incluyendo lecciones a través de la radio, para los niños que no van a la escuela. Las escuelas serán rehabilitadas y los niños recibirán formación sobre el peligro de la munición sin explotar.

Hasta 1.4 millones de niños – o más de 1 de cada 6 – están afectados por la crisis en Mali. Cerca de 62.000 personas desplazadas internamente y otras 139.000 han buscado refugio en países vecinos.

A pesar de las enormes necesidades, los programas de UNICEF en el país están en dificultades por el acceso limitado de fondos. La organización de infancia ha recibido menos de un tercio de los 37 millones que necesita para sus programas de educación, protección, salud, nutrición, agua, saneamiento e higiene.

“El sueño de construir un futuro mejor para los niños de Mali depende de nuestra acción ahora”, dice Equiza. “Un mejor acceso humanitario y más recursos tienen que llegar cuanto antes para atender a aquellos niños que han sufrido durante tanto tiempo. La educación es su mayor esperanza para el futuro”.

Para descargar materiales: http://uni.cf/1IH5NDX

Más información:

Tim Irwin, Oficina Regional de UNICEF en Dakar, + 221 77 52 91 294, tjirwin@unicef.org

Cindy Cao, UNICEF Malí, +223 78 58 24 35, ccao@unicef.org

Najwa Mekki, UNICEF Nueva York, +1917 209 1804, nmekki@unicef.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, 609 160 051 / 91 378 95 55, bvicente@unicef.es