A seis meses de los enfrentamientos en la capital, la violencia contra los niños en República Centroafricana no cesa

La crisis en República Centroafricana es la emergencia regional en la que UNICEF ha recibido menos fondos

A seis meses de los intensos combates en la capital de República Centroafricana, Bangui, muchos niños han sido asesinados, cientos han sido mutilados y miles han sido desplazados.

"La violencia en República Centroafricana es desgarradora en su brutalidad y su saña, y los niños no se han visto libres de ella", dijo el Representante de UNICEF en República Centroafricana, Souleymane Diabaté. "Como promedio, por lo menos un niño ha sido mutilado o asesinado en enfrentamientos cada día en los últimos seis meses. El ciclo de la brutalidad y las represalias debe detenerse".

UNICEF ha verificado que 277 niños han sido mutilados y 74 asesinados en los últimos seis meses. Las cifras reales son mucho más elevadas, incluyendo las muertes y enfermedades causadas por el colapso total de los servicios básicos. Debido a la incesante violencia y a la inseguridad en algunas partes del país, UNICEF no puede verificar todos los casos de violaciones contra los niños.

El empeoramiento de la situación en todo el país, incluida la capital, está obligando a cada vez más personas a abandonar sus hogares. En la actualidad hay más de medio millón de desplazados internos, la mitad de los cuales son niños.

Otras 347.000 personas - dos tercios de ellos niños - han huido del país y ahora viven como refugiados en su mayoría en Camerún, pero también en Chad, República Democrática del Congo y República del Congo.

UNICEF trabaja en estrecha colaboración con sus aliados para proteger a los niños contra la violencia, proporcionar espacios seguros para el aprendizaje y dar apoyo psicológico a los niños más afectados. Los niños separados de sus familias están siendo registrados para su reunificación lo antes posible. Se están llevando a cabo negociaciones con los grupos armados que han reclutado niños para asegurar su liberación inmediata y reintegrarlos en sus comunidades cuando sea posible.

UNICEF también está ayudando a los niños y a las familias desplazadas que necesitan  provisión de agua potable, saneamiento adecuado y otros elementos esenciales como lonas para refugios, esteras de plástico y bidones.

La falta de fondos sigue siendo una preocupación fundamental. La crisis en República Centroafricana y los países vecinos es la emergencia regional a gran escala en la que UNICEF ha recibido menos fondos. Las necesidades globales aumentaron recientemente a 120 millones de dólares (más de 88 millones de euros) para el año 2014. A mitad de año,  menos del 25 por ciento.

"Estamos comprometidos a quedarnos hasta el final y hacer todo lo que podamos por los niños de República Centroafricana", dijo Diabaté. "La comunidad internacional tiene que hacer su parte también."

Más información:

Dailo Allí

Jefe de Prensa de UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: comunicacion@unicef.es