República Democrática del Congo: más de 600 escuelas saqueadas o dañadas por el conflicto este año

A raíz de los recientes enfrentamientos que han provocado el desplazamiento de más de 130.000 personas del Norte y Sur de la Provincia de Kivu, las familias y las distintas partes involucradas en el conflicto han ocupado o saqueado desde septiembre unas 250 escuelas del Este de la República Democrática del Congo (RDC), según ha informado hoy UNICEF.
 

Los enfrentamientos registrados en Kivu del Norte han provocado daños en más de 600 escuelas, la mitad sólo en los últimos tres meses. Desde abril, al menos 240.000 estudiantes han perdido semanas de clase como consecuencia del conflicto. UNICEF ha anunciado que los niños han comenzado a recibir nuevos kits escolares que fueron distribuidos por aliados locales la semana pasada.

En las últimas semanas, muchas de las personas que han huido de la violencia se han ido refugiando en escuelas, que son utilizadas como cocinas, comedores, dormitorios, cuarteles o almacenes para guardar municiones. En casi todas las aulas ocupadas, el mobiliario escolar ha sufrido daños parciales o ha quedado totalmente destruido. Los libros de texto y los pupitres han sido utilizados como leña. Aun así, los niños y los maestros están volviendo poco a poco a las escuelas.

"El mes pasado, el acceso a la educación en el Este de la República Democrática del Congo pasó de mal a peor", dijo Barbara Bentein, Representante de UNICEF en el país. "Algunas escuelas que se vieron afectadas por la violencia en abril no se han recuperado todavía. En otras escuelas, los ataques han limitado el acceso a la educación de los niños congoleños. Traerlos de vuelta a la escuela es vital para su protección, sobre todo en tiempos difíciles. Cuando no están en la escuela, los niños de Kivu del Norte están más expuestos a la explotación, a abusos o a la posibilidad de ser reclutados."

"Perder más tiempo en la escolarización de los niños sería un desastre", dijo Maker Mwangu Famba, Ministro de Educación Primaria, Secundaria y Profesional de la República Democrática del Congo. "Nos preocupa que muchos niños puedan tener dificultades para ponerse al día o para hacer sus exámenes, incluso que puedan perder el curso escolar o abandonar. Cada hora cuenta. Estamos intentando asegurar, junto a nuestros aliados, que todas las escuelas estén abiertas y en funcionamiento tan pronto como sea posible", agregó Maker Mwangu Famba.

A finales de este año, 80.000 niños de Kivu del Norte recibirán kits escolares distribuidos por el Ministerio de Educación del país y otros aliados de UNICEF, para que las escuelas puedan reanudar sus actividades.

Muchas familias desplazadas que comenzaron a regresar a casa tienen miedo de enviar a sus hijos a la escuela. UNICEF ha realizado un llamamiento a todas las partes implicadas en el conflicto para que desocupen las escuelas y garanticen que los niños puedan tener acceso a la educación de manera segura.

"Como padre estaba muy preocupado por el retraso académico que podían sufrir mis hijos debido a la crisis. Así que estoy encantado de ver que comienzan las clases otra vez", dijo Arthur Mwanati Mudimba, padre de seis niños en edad escolar.
 
"Sin embargo, la guerra ha mermado mis posibilidades económicas. Si la situación no mejora rápidamente, será difícil que mis hijos puedan ir a la escuela", agregó.
 
Como parte del trabajo de emergencia de UNICEF en el Este de República Democrática del Congo está previsto dar respuesta a las necesidades académicas de 240.000 niños, en colaboración con el Ministerio de Educación Primaria, Secundaria y Profesional, para lo cual se ha realizado un llamamiento de casi 6 millones de dólares (4,64 millones de euros) con el fin de financiar las actividades educativas en el Norte y Sur de Kivu en los próximos meses.

Más información:

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF España, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55, dailo.alli@unicef.es